Primer matrimonio gay en Argentina: la Iglesia critica la decisión judicial

Los argentinos Alex Freyre y José María di Bello celebrarán el próximo 1 de diciembre el primer matrimonio gay de Argentin…

Los argentinos Alex Freyre y José María di Bello celebrarán el próximo 1 de diciembre el primer matrimonio gay de Argentina gracias al fallo judicial emitido recientemente por la jueza de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo porteño, Gabriela Seijas.

La magistrada, en su fallo, declaró inconstitucional los artículos 172 y 188 del Código Civil y ordenó celebrar el matrimonio homosexual, una decisión judicial que no fue apelada por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Precisamente, el protagonista inesperado ante la decisión judicial ha sido el jefe de ese gobierno, Mauricio Macri, conocido por su postura conservadora. Sin embargo, Macri sorprendió a propios y extraños cuando hizo pública su decisión de no recurrir la polémica sentencia.

Es importante que aceptemos y convivamos con esta nueva realidad, que es la dirección en la que va el mundo en cuanto a salvaguardar el derecho de cada persona a elegir libremente con quien quiere formar pareja y ser feliz”, argumentó el jefe de gobierno de Buenos Aires, quien reconoció disidencias internas en su propio partido ante su decisión.

“Contraria a los tratados internacionales”

La pasividad de Macri ante la decisión de la jueza de autorizar el matrimonio gay ha sido criticada por los obispos de Buenos Aires, quienes emitieron una declaración, publicada en la web de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), donde valoran las consecuencias de autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los obispos lamentan “que el Jefe de Gobierno, en una decisión política que sorprende, no haya permitido la apelación de dicha sentencia absolutamente ilegal, para dar un debate mas prolongado y profundo sobre una cuestión de tamaña trascendencia”.

Esto constituye un signo de grave ligereza y sienta un serio antecedente legislativo para nuestro país y para toda Latinoamérica”, añade el comunicado.

El Arzobispado de Buenos Aires consideran que “el hecho de que una jueza […] haya dictado un fallo a través de un recurso de amparo declarando la inconstitucionalidad del Código Civil al impedir el matrimonio entre personas del mismo sexo, ignorando las condiciones para que el matrimonio sea considerado como tal, refleja un serio desapego a las leyes que nos rigen”, señalan los obispos al inicio de su declaración.

“Esta decisión de la jueza de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podría considerarse contraria a distintos tratados internacionales con jerarquía constitucional desde 1994, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos art. 16, el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos art. 23 inc. 2 y la Convención Americana de los Derechos Humanos , art. 17 inc. 2 ss; de los cuales se deduce que sólo el matrimonio constituido por personales de distinto sexo es constitucional”, concretan.

“Una grave injusticia”

Por su parte, el Secretariado Nacional para la Familia (SNPF), entidad dependiente de la CEA, ha emitido su propio comunicado tras la decisión de la jueza Gabriela Seijas de autorizar el matrimonio homosexual.

Ante el “fallo que admite el matrimonio de una pareja homosexual masculina, avalado por el Jefe de Gobierno, el SNPF propone a la ciudadanía una reflexión”.

El escrito señala que “el matrimonio siempre se ha constituido sobre la base de la unión de un varón y una mujer. Pero también es una verdadera institución, llamada a cumplir una función social insustituible: facilitar y promover la comunidad de vida elegida por los cónyuges, constituir un ámbito adecuado para la procreación y educación de los hijos y ser así el corazón de la familia, la cual, a su vez, es célula fundamental de la sociedad”.

Desde el SNPF se preguntan: “¿es lógico considerar en igualdad de condiciones lo que puede llegar a ofrecer a los hijos la pareja de un varón y una mujer y aquella formada por dos personas del mismo sexo?”. La respuesta es que “decididamente, no es razonable”.

Lo lógico, es “brindar al niño, con realidad, las figuras del padre y de la madre y modelos genuinamente masculinos y femeninos, indispensables para su crecimiento integral. En esta cuestión, la directiva constitucional y legal de atender al ‘interés superior del niño’ marca un rumbo inequívoco”, añade el comunicado.

El SNPF concluye afirmando que “el intento de legalización del matrimonio entre personas homosexuales importa en los hechos una grave injusticia en la medida que procura artificialmente igualar realidades humanas diferentes”.

Noticias relacionadas:

Presión del lobby gay: Trinidad Jiménez quiere llevar la educación sexual a niños de 11 años

Los votantes de Maine rechazan el matrimonio gay: la Iglesia lideró la campaña con 553.000 dólares

‘Jesús, Reina del Cielo’: el homosexualismo político ataca de nuevo las creencias cristianas

Quien quiere puede salir de la homosexualidad: testimonios que lo ejemplifican

Una sociedad cada vez más controlada por el homosexualismo político: cuatro ejemplos

El Papa explica a la nueva embajadora holandesa que el matrimonio es de hombre y mujer

Cuatro años de bodas gays: en 2008, nuevo descenso de ‘matrimonios’ respecto al primer año

Los matrimonios homosexuales continúan siendo una ínfima minoría… y van a menos

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>