¿Profesión o hijos?

¿Profesión o hijos? Esta es la pregunta que se hacen muchas chicas especialmente a la edad que circunda entre más veinte años y treinta. ¿Por qué? Pue…

Forum Libertas

¿Profesión o hijos? Esta es la pregunta que se hacen muchas chicas especialmente a la edad que circunda entre más veinte años y treinta. ¿Por qué? Pues muy fácil, porque es la edad pico de trabajo, que se superpone con la mejor edad para tener un hijo.
 
El problema surge cuando la profesión es la que ocupa el primer lugar. Por ejemplo, hay muchas chicas que dicen, “me pasé toda la vida estudiando y justo ahora un hijo no me permitiría desarrollarme profesionalmente; sería todo un estorbo”.
 
Pero a la vuelta de los años, a las mujeres nos entra una tremenda ansiedad por tener uno y hacemos lo imposible por lograrlo. Este pensamiento se apoya sobre la idea de que un niño vendría a ser como un pedido a la “carta”.
 
O sea, lo quiero cuando me realice en mi trabajo, cuando viaje, cuando pueda comprarme determinado auto, y recién después, cuando me venga bien, encargo un niño.
 
Ahora bien, las excusas no tienen fin, pero nos olvidamos que un hijo no es un capricho de los padres, es lo mejor que podemos tener, ya que es un signo genial del amor entre los esposos.
 
Por otra parte, el esperar mucho trae sus complicaciones, como por ejemplo, si uno es joven tiene otra energía, otra vitalidad, y la verdad que no es lo mismo levantarse a las tres de la mañana siendo joven que con cierta edad.
 
Por otra parte, la paciencia se agota con más facilidad. Por último, desde mi punto de vista, a la hora de pensar en los hijos, la pregunta de cabecera sería, ¿qué lugar ocupan en mi proyecto de familia o en mi propia familia?
Hazte socio

También te puede gustar