Propiedades depurativas del apio

apio

El apio (lat., Apium graveolens) es una hortaliza que goza de numerosas propiedades mineralizantes, vitamínicas, diuréticas y depurativas a favor de nuestro organismo. Su ingesta es muy útil para combatir el reumatismo. Del apio –como si fuera el “cerdo” de las hortalizas– se aprovecha todo: la hoja, el tronco, la raíz y la semilla. La raíz del apio es muy aperitiva y forma parte de la tisana llamada de las cinco raíces (espárrago, hinojo, perejil, rusco y apio); y, sobre todo la raíz de la variante apio nabo, es muy rica en potasio, además de ser muy apta para curar las enfermedades del hígado y de los riñones.

Estudios recientes han puesto de relieve que el apio es una hortaliza escasamente calórica, muy agraciada en potasio, hierro y calcio, y que produce grandes efectos diuréticos y depurativos del organismo, especialmente en cuanto a la limpieza de las impurezas del tránsito intestinal, siendo una verdura especialmente apta para los que sufren retención de líquidos o bien que desean regular el colesterol. Su peculiar sabor, algo amargo, lo hace muy apreciado en el ámbito culinario, ya que se puede ingerir crudo en las ensaladas, cocinado en caldos o bien desecado para usarlo como condimento en algunos platos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>