Prostitución y ‘esquizofrenia’ socialista: En Cataluña quieren aprobarla y en Baleares al contrario

Ni los propios mandatarios del PSOE se ponen de acuerdo a la hora de posicionarse sobre una posible legalización de la prostitución. La ‘esquizofrenia…

Ni los propios mandatarios del PSOE se ponen de acuerdo a la hora de posicionarse sobre una posible legalización de la prostitución. La ‘esquizofrenia’ socialista en este tema llega al punto de que, mientras en Cataluña la consejera de Interior de la Generalitat, Montserrat Tura, proyecta una normativa para regular el sector del comercio del sexo, en Baleares el PSIB acusa al PP de ‘legalizar’ la prostitución.

 

El Gobierno balear que preside el popular Jaume Matas ha elaborado un proyecto de ley que pretende “regularizar de forma encubierta la prostitución”, dicen los socialistas. La nueva normativa incluye la regulación de tres actividades vinculadas a la prostitución en el proyecto de ley de régimen jurídico de licencias de actividades. Se trata de los ‘tabledance’, los ‘peep shows’ y las cabinas de vídeo.

 

‘Espectáculos eróticos’

 

El diputado socialista Antoni Diéguez manifestó que su grupo está “totalmente en contra” de que se regulen este tipo de negocios, catalogados en la nueva normativa como ‘locales de espectáculos públicos eróticos’, ya que suponen regularizar una actividad que no es otra cosa que “una forma de esclavitud contemporánea”, tal como la ha definido la ONU. De hecho, los empresarios del sector son los primeros que reclaman la “legalización de la prostitución”.

 

Cabría sugerirle a Dieguez que transmita el mismo mensaje a sus correligionarios catalanes, empeñados en dar alas a organizaciones que se dedican a la prostitución, cuando son las auténticas beneficiarias de una supuesta legalización del comercio sexual. Unas organizaciones que, además, en muchas ocasiones pueden estar directamente relacionadas con las mafias que trafican con prostitutas.

 

Precisamente, tal como señalaba un estudio de la Universidad Abat Ol¡ba CEU, del cual nos hicimos eco recientemente, legalizar la prostitución equivale a legitimar “una expresión de violencia contra la mujer que se alimenta del tráfico de personas”. “La única normativa ajustada al fenómeno de la prostitución es su abolición”, decía el informe de esa universidad.

 

“Persecución del cliente”

 

El Govern debería promover la persecución del cliente y no incitarlo a que acuda a estos locales que ofrecen sexo”, dijo el diputado socialista ante la iniciativa del Gobierno balear. Diéguez insistió en que el modelo que propugna el PSIB-PSOE está más próximo al de los países como Suecia, que penaliza al cliente.

 

Al mismo tiempo, el socialista ironizó con una frase que irritó especialmente al Partido Popular: “Con esta ley, no tendrán que ir a Moscú”. Se refería Diéguez a la reciente presencia de una delegación de Baleares en el ‘Rasputín’, un prostíbulo de Moscú.

 

Menores en discotecas

 

Otra de las cuestiones polémicas de la nueva ley es que establece en 16 años la edad mínima para entrar en las discotecas. El diputado socialista opina que la rebaja de edad (en principio se establecía en 18 años salvo para las ‘galas de tarde’) se debe a “presiones de los empresarios”.

 

Esta ley “no protege a los menores”, dijo Diéguez, quien apuntó también que la mejor forma de protegerles del consumo de bebidas alcohólicas y de contactos con “gente adulta con ganas de diversión” es restringir su acceso a estos locales.

 

Por su parte, el consejero de Interior, José María Rodríguez Bárbara, argumentó para defenderse de las críticas que lo que hace el proyecto es “recoger una realidad que ya existe” y negó que se fomentara la prostitución.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>