Protestas populares en varias ciudades logran la retirada de carteles de Carnaval ofensivos

 Cada vez es más difícil ser creativo u original y muchos diseñadores de carteles optan por la carta de la transgresión. Por lo general, las asociacio…

 

Cada vez es más difícil ser creativo u original y muchos diseñadores de carteles optan por la carta de la transgresión. Por lo general, las asociaciones organizadoras y las autoridades no  reaccionan, pero este año los ciudadanos han protestado y las autoridades han tenido que actuar contra carteles de mal gusto e insultantes.

 

Valls: un demonio en la Última Cena

 

El cartel carnavalesco de Valls (Tarragona) representaba un cuadro de la Última Cena pero el rostro de Cristo alzando el pan era sustituido por el de un demonio rojo con cuernos y todo. También aparecían el rostro de un concejal de CiU (en el gobierno) y otro del PSC.

 

Los ciudadanos protestaron, la fiscalía presentó una querella y el juzgado número 1 de Valls ordenó la retirada del cartel por posible delito “contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos”.

 

En la parroquia del Lledó, el párroco quemó la portada del diario EL PUNT que recogía el cartel insultante con satisfacción de los feligreses. Más de 500 vecinos firmaron un manifiesto contra el cartel y pidiendo reflexión sobre esta ofensa.

 

El Ayuntamiento se desmarcó señalando a la comisión organizadora, cuyas entidades insisten en que “no pretendíamos ofender a nadie”. Nadie lo diría viendo el cartel, que de hecho no ha llegado a las calles aunque miles de personas lo han visto a través de la prensa (EL PUNT, LA VANGUARDIA, EL PERIÓDICO, LA RAZÓN lo reprodujeron con lujo de detalles).

 

Reus: el manto de la patrona, colgado junto a un condón

 

En un tendedero cuelgan cosas absurdas: unos calzoncillos, un sujetador, una careta, un preservativo… ¡y el manto de la Virgen de la Misericordia, patrona de Reus (Tarragona)! El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, calificó este cartel de “lamentable”. La gente protestó con cartas, llamadas, en los medios…

 

También aquí el Ayuntamiento señala a la entidad organizadora. Finalmente, el cartel que llega  a las calles no muestra el manto de la virgen sino en su lugar una máscara expresando la “libertad de expresión”. No hay duda de que los ciudadanos ofendidos se han expresado libremente y las autoridades se han dado cuenta.

 

Huesca: un cura con los labios pintados

 

“El Ayuntamiento de Huesca denuncia una campaña de la Iglesia contra el cartel del carnaval”, publicaba EL HERALDO. La concejala de Fiestas, la socialista Teresa Sas, habla de una maniobra de la Iglesia y está muy molesta porque el ayuntamiento lleva desde el jueves recibiendo centenares de e-mails protestando contra el cartel, que muestra un sacerdote de sotana y alzacuellos, con las manos juntas y los labios pintados al más puro estilo Día del Orgullo Gay. Los mails de protesta llegan de toda España y han colapsado el correo del Ayuntamiento (info@ayuntamientohuesca.es).

 

Más aún, incluyen una copia que se envía a la patrocinadora, la Caja Inmaculada, cuyo logotipo figura en el póster. El mismo jueves la entidad de ahorro declaró en un comunicado “que rechaza el cartel elegido y que ha solicitado su retirada, así como que se elimine el logotipo de la Entidad de todos los medios publicitarios que sean utilizados para la divulgación del Carnaval 2005.” Se ha borrado con pintura negra y con pegatinas del mismo color en los carteles impresos. “¡Qué fácil es meterse con la Iglesia!: es gratis. ¿Qué diríamos si el cartel se mofara de la Guardia Civil, de un imán en su mezquita, de un homosexual?”, escribe el obispado en un comunicado colgado en la página web de la diócesis.   

 

 

No todo es religión

 

Otros carteles groseros que no han gustado son los de Roses (Gerona) y Mataró (Barcelona).

 

En el de Roses aparece una mujer en biquini a cuatro patas bajo un pato en una actitud de sumisión sexual, aunque también puede aludir al juego tradicional en la ciudad de “la persecución de patos” en la fiesta mayor… o a Leda sexualmente seducida por Zeus bajo la forma un cisne. Para la Red de Mujeres contra la Violencia de Gerona se trata de un cartel “demencial, degradante y que muestra a la mujer en una actitud de sumisión total”. La Red de Mujeres  ha denunciado el caso al Síndic de Greuges  y ha pedido la dimisión del alcalde. El cartel se ha retirado y se ha sustituido por uno parecido, pero en este caso aparece un hombre con tanga y la cabeza cubierta por un disfraz de pato.

 

En el cartel de Mataró aparece un detallado y explícito cuerpo de un transexual, con sus órganos masculinos visibles y pechos femeninos. “Ofende a la sensibilidad de los ciudadanos”, declaró el PP local. “No refleja el tipo de fiesta que se celebra en Mataró”, critica el grupo municipal de CiU. El concejal de cultura, Jaume Graupera, dice que la responsabilidad la tiene el comité encargado del Carnaval, compuesto por 7 asociaciones.

 

La acción de los ciudadanos con e-mails, llamadas, cartas y escritos a la prensa y a sus representantes políticos ha sido la verdadera protagonista de estos días previos al Carnaval, con una eficacia clara. Cuando la ciudadanía protesta a sus autoridades, éstas no tienen más remedio que escuchar. 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>