Un proyecto episcopal de Solsona atiende crisis personales vía Skype

La iniciativa ‘L’Església que surt’ lleva dos años en marcha y actualmente atiende a 12 personas de tres parroquias de la diócesis

Dos de los carteles del programa 'L'Església que surt', que el obispado de Solsona cuelga en sus parroquias (Bisbat de Solsona) Dos de los carteles del programa 'L'Església que surt', que el obispado de Solsona cuelga en sus parroquias (Bisbat de Solsona)

“Estaba hundida: tenía deudas, necesitaba ayuda, hablar sobre todo… Vi un anuncio del Bisbat y contacté con voluntarios de L’Esglèsia que surt”, relata Sara, separada y con una niña. “Pude hablar de todo ello con alguien sin tabúes, sin que me juzgaran; no me reñían, no se burlaban”, prosigue. Sin parientes cerca ni ayuda del padre de su hija, no veía cómo encarrilar la situación. “Ahora tengo dos trabajos y ya puedo llegar a fin de mes y empezar a saldar deudas”, celebra.

Se trata de uno de los casos que ya ha atendido el programa L’Església que surt del Bisbat de Solsona, que ofrece consejo y seguimiento gratuitamente a personas que atraviesan crisis personales, duelos de viudedad o enfermedades. También atienden, desde la perspectiva cristiana, problemas matrimoniales y embarazos no deseados con reticencias sobre el aborto.

Lleva funcionando dos años y actualmente atiende a 12 personas procedentes de tres parroquias de la diócesis. Lo más innovador quizá es que la atención personalizada, que ofrecen una treintena de voluntarios, es presencial y también a través de videollamadas de Skype. Los consejeros se han formado específicamente para el proyecto o bien son profesionales de la atención social y psicológica.

Sin miedo a iniciativas nuevas

El Obispado de Solsona, que dirige Xavier Novell, es ya conocido por su atrevimiento. El obispo es partidario de intentar programas y acciones nuevas, usar las redes sociales, pronunciarse sobre la actualidad catalana y defender una visión ortodoxa del catolicismo, lo que hasta ahora no ha estado nada exento de polémicas.

Vanessa Mangas, la trabajadora social de Cáritas coordina esta iniciativa de asesoramiento personalizado, detalla que L’Església que surt se inspira en el llamamiento del Papa Francisco a la Iglesia a escuchar mucho más las inquietudes de la gente más allá de la fe: “El obispo pensó en la necesidad de tener laicos comprometidos saliendo y ayudando a aquellos que lo necesitan”.

“Es importante que una persona te acompañe y te dé consejo sin pertenecer a tu entorno inmediato, porque a veces cuando tenemos problemas nos cuesta más hablar con los allegados por el qué pensarán”, argumenta. “Mejor que haya un tercero, formado y con buena intención, que pueda dar ese consejo”, concluye.

Los casos que les llegan son muy diversos. Vanesa recuerda el de la madre de un chico que consumía tóxicos: “El programa le ayudó a entender que ella no era culpable y se la orientó a un grupo de madres que estaba compartiendo ese dolor”. Llegan hasta dónde pueden, asumiendo las limitaciones con naturalidad: “No se hizo acompañamiento a su hijo porque no estamos preparados para llevar drogadicciones”, asume Mangas.

El obispado de Solsona ofrece consejo vía Skype a preocupaciones no espirituales como deudas, enfermedades o paro prolongado

El obispado de Solsona ofrece consejo vía Skype a preocupaciones no espirituales como deudas, enfermedades o paro prolongado

“La Palabra de Dios también puede abrir el corazón a quienes tengan necesidades materiales, como problemas económicos, laborales o matrimoniales”, sostiene. “El problema material es lo que sobresale, pero siempre hay una necesidad más profunda y mayor detrás, y vamos a buscar esa necesidad”, agrega la coordinadora. No obstante, los beneficiarios del servicio no tienen ningún compromiso ni obligación posterior con la parroquia, si no desean mantener el vínculo.

Otra persona se puso en contacto con el proyecto a través de la página web porque estaba hiperendeudada y se le hizo un acompañamiento: “La voluntaria fue ahondando y vio que había un problema económico y un problema estructural familiar que le llevaba a gastar demasiado dinero”, recuerda Mangas. “Se la acompañó para que se sintiera segura, se hiciera valiosa dentro de la casa y con opinión”, rememora.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>