PSOE y PP en 2005 ya conocían el final de las pensiones

La Unión Europea pidió a España en el año 2005 realizar un informe sobre las pensiones. En él se pronosticaba el fin de las pensiones antes del 2020. 13 años más tarde aún no se han apreciado ningún cambio importante para evitarlo

Pensiones

Desde el año 2005, dos años antes del estallido de la crisis económica, los grandes partidos políticos ya conocían que el sistema de pensiones estaba en un grave peligro. La Unión Europea, en ese mismo año, pidió a los distintos miembros un informe exhaustivo sobre la situación del momento y futura del sistema de pensiones. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, en la época en que el presidente de España era José Luís Rodríguez Zapatero, publicó un informe con el nombre de “informe de Estrategia de España en relación con el futuro de pensiones”. En este documento se estimava un déficit del sistema de las pensiones en el año 2015. Gracias al Fondo de Reserva y al aumento de la deuda, la agonía se ha podido alargar unos años más.

El documento realizado por el Gobierno muestra una inminente caída del sistema de las pensiones. El gran problema es que ni el PSOE ni el PP en estos últimos años ha actuado para frenar la situación. El modelo, fustigado por unos índices de natalidad cada vez menores, no puede aguantar más.

Pensiones

Información del documento realizado por el Gobierno de Zapatero en 2005, donde ya se observaba la crisis de las pensiones. Datos: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (2005), «informe de Estrategia de España en relación con el futuro de pensiones, 2005. Informe al Comité de Protección Social de la UE». Fuente: Elaboración propia.

Tal como se puede apreciar en los datos de la tabla superior los consecutivos gobiernos que ha tenido España en los últimos años tenían los datos suficientes para poder reaccionar a tiempo. Hay que considerar también que esta previsión se realizó desconociendo que en poco años estallaria una de las mayores crisis económicas que ha sufrido España.

Los ingresos se ven eclipsados por los gastos de las pensiones en 2015, momento en que se pensó que el volumen del fondo de reserva prácticamente desaperecería para el ejercicio económico siguiente.

Pensiones

Datos: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (2005), «informe de Estrategia de España en relación con el futuro de pensiones, 2005. Informe al Comité de Protección Social de la UE». Fuente: Elaboración propia.

Por otra parte, el fuerte incremento de las tasas del desempleo en los últimos años no sólo agrava la crisis en cuanto al día a día de los españoles sino que ejerce un efecto ‘acelerador’ en la más que previsible quiebra de la Seguridad Social.

Teniendo en cuenta que los datos del informe del Ministerio de Economía son de 2005, año en el que la tasa de paro se cerró con el 8,7%, mientras que en el año el paro alcanzó el 26,3% en 2013. Este fuerte incremento del paro aún ha generado un escenario peor del que se estimó hace 13 años.

Préstamos para cubrir el déficit

Durante el año anterior el pago de las pensiones se ha llevado a cabo mediante un préstamo de Hacienda. La crisis de las pensiones es cada vez más evidente y, al mismo tiempo, hay menos margen de maniobra. El Tesoro ha revelado que para este año el préstamo tiene que ser de 15.000 millones de euros para poder pagar las pensiones hasta diciembre.

El aumento del crédito coincide con la polémica sobre el uso de Fondo de Reserva. Esta cantidad de dinero, valorada en 8.000 millones, por el momento no va a ser agotada este año. Esta afirmación, realizada por el Ministerio, revela la crítica situación por la que se está viviendo el sistema de las pensiones.

 Normalmente, basta con los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social para hacer frente a una mensualidad ordinaria de las pensiones, que en diciembre alcanzó los 8.881 millones. El problema viene cuando hay que abonar las pagas extraordinarias de julio y diciembre. Entonces, el reto para la Tesorería de la Seguridad Social se duplica y tiene que financiar unos 9.000 millones más. Las cotizaciones no dan para hacer frente a ese desembolso y hay que utilizar recursos extraordinarios como los del Fondo de Reserva.

Al mismo tiempo los pensionistas se enfrentan a una paulatina pérdida de poder adquistivo, fruto de la desvinculación de las pensiones con el índice de precios de consumo (IPC). La inflación, el efecto de la subida de precios, al ser mayor que el máximo establecido de 0,5% hace que los pensionistas cada vez puedan comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero. La subida nunca podrá superar el IPC más un 0,5% ni ser inferior al 0,25%. El gran problema es la desvinculación sobre los precios y salarios que fluctúan anualmente, afectando al poder adquisitivo de los pensionistas.

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1

    No hay o ha habido gobierno, que se haya atrevido a meterse a fondo en el tema de las pensiones,así estamos ahora con un problema agigantado por la crisis, aunque el sistema en si funcionaria si el índice de natalidad subiera y estuviéramos a pleno empleo y no se detraigan del fondo de pensiones, dineros dedicados a cubrir: las bajas laborales, viudedad, minusvalías, etc, las cuales debieran cubrirse con una partida “ad hoc” del presupuesto ordinario del Estado,y no afectar al fondo de las pensiones, que sólo debe utilizarse para lo que está previsto ¡Las pensiones de la gente con mas de 65-70 años por ahora!!no antes y menos para ser utilizadas para jubilar a gente procedentes de “Eres” de empresas públicas o privadas, que tienen que cerrar por no estar al día en estos momentos y no por una crisis mundial! .Esto de hacerlo, ¡no hay economía que lo resista!.

  2. 2

    Sobre todo esto gravita la frase de Donoso Cortés: “Poner trono a las causas y cadalso a las consecuencias”. La decisión de tener hijos es de los particulares pero tiene una repercusión social, si la sociedad invita, desde ideologías o egoísmos elevados a virtud, a no tener hijos no puede haber sistema de pensiones que lo aguante. Lo lógico, ante esta situación, es ensalzar la maternidad, dar ayudas a las familias numerosas y promocionar la familia. Se está haciendo justamente lo contrario “trono a las causas” (feminismo radical y “porque yo me lo merezco”) y se oculta el devenir “cadalso a las consecuencias” provocando una situación sin salida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>