¿Qué hace Europa para ayudar a Sudán?

Tal como informábamos el pasado 30 de agosto, la comunidad internacional no se acaba de decidir a intervenir para atajar definitivamente lo que ya se …

Forum Libertas

Tal como informábamos el pasado 30 de agosto, la comunidad internacional no se acaba de decidir a intervenir para atajar definitivamente lo que ya se puede considerar como el primer genocidio del nuevo milenio: la crisis humanitaria de Darfur, en Sudán. Mientras se continúan cometiendo atrocidades y violaciones de los derechos humanos en la zona, la pasividad de Occidente ante la tragedia recuerda el caso de Ruanda, donde fueron masacradas más de un millón de personas. En este sentido, Europa parece ir a remolque de los acontecimientos y, si Estados Unidos no interviene, no parece que vaya a hacerlo nadie por el momento. Por otra parte, el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana (UA) tan sólo ha destacado una fuerza de 300 soldados ruandeses y nigerianos, cuando los expertos militares calculan que serían necesarios decenas de miles de soldados para garantizar la seguridad en el inmenso territorio en conflicto.

Llamemos a las cosas por su nombre

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, se ha decidido a utilizar el término “genocidio” para definir lo que está ocurriendo en Darfur, mientras la Unión Europea se limita a calificar las matanzas que cometen los Janjaweed (jinetes armados) sobre la población civil sudanesa de limpieza étnica. La Organización de Naciones Unidas (ONU), este mes presidida por España, casi no se atreve a utilizar la palabra genocidio, porque ello implicaría la inmediata intervención en la zona. En tanto que los Estados Unidos ya ha elaborado un texto en el que se contempla la imposición de sanciones en el sector petrolero y a miembros del Gobierno sudanés, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se muestran divididos sobre las acciones a tomar. Mientras tanto, el presidente del Gobierno sudanés, Omar Hasán al Bachir, sigue incumpliendo el compromiso adquirido ante la comunidad internacional de desarmar a las milicias de los Janjaweed y vuelve a plantar cara a la amenaza de la ONU de aplicar sanciones diplomáticas y económicas. También han fracasado hasta ahora las conversaciones que mantenían el Gobierno de Jartum y los rebeldes, con la mediación de la UA presidida por el jefe de Estado nigeriano, Olusegun Obasanjo. Después de muchos “tira y afloja” e incumplimientos, las negociaciones están bloqueadas y se han aplazado hasta este martes, 14 de septiembre.

Aumento de las víctimas

De continuar esta indiferencia de Occidente ante lo que ocurre en Darfur, el número de víctimas puede incrementarse en centenares de miles de personas, que se sumarían a los más de 50.000 muertos causados por el conflicto desde principios del 2003. Los ataques indiscriminados de los Janjaweed y de las tropas del Gobierno sudanés contra las poblaciones negras de la región de Darfur han provocado además el éxodo de más de un millón de desplazados, y continúan con sus asesinatos masivos, torturas, violaciones de mujeres y niñas y saqueos de poblados enteros.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar