¿Qué pasa con Andalucía?

Para el 2016 Andalucía continuará teniendo un paro superior al 30%

Andalucía aún busca su lugar en el futuro Andalucía aún busca su lugar en el futuro

Andalucía es la comunidad autónoma más habitada con más de 8 millones de personas y es la segunda región más pobre de España solo por detrás de Extremadura. A parte, parece que Andalucía no abandonará la cola, al menos a corto y medio plazo.

La población andaluza ha ganado peso respecto el total español. El 2007 representaba el 17,8% y el 2014 el 18,1% del total. Por el contrario, el PIB andaluz ha perdido importancia dentro del total español. Antes de la crisis, durante el 2007, el PIB andaluz representaba el 13,8% del total, en el 2014 representaba el 13,4%. Por lo tanto, Andalucía ha salido peor parada de la crisis que la media española. Esta observación se hace evidente al comparar el PIB por cápita andaluz con la media. Si el 2007 el PIB per cápita era un 23% inferior a la media española (18.459 euros), el 2014 ya era un 26% inferior (16.884 euros). Estas cifras se pueden resumir en el hecho que el PIB Andaluz se dejó un 1,5% anual entre 2007 y 2013, solo perdieron más Asturias y la Comunidad Valenciana con un -1,7% anual de media.

Las previsiones para Andalucía

El futuro para Andalucía a corto plazo tampoco permite estar demasiado esperanzado. Andalucía según el informe de FUNCAS continuará a la cabeza del paro y a finales del 2016 aún no habrá bajado del 30%, un 32,2% para el 2015 y un 30,8% para el 2016, unas magnitudes insólitas para una región de un país desarrollado.

Aunque el PIB andaluz aumentará su ritmo de crecimiento a unos niveles no vistos desde antes de la crisis, un 2,8% en el 2015 i un 2,6% para el 2016, el PIB per cápita de los andaluces continuará bajando respecto a la media española, para el 2016 será un 27% más bajo.

Ha de haber una voluntad política real para hacer cambiar la dinámica andaluza

Ha de haber una voluntad política real para hacer cambiar la dinámica andaluza actual

Andalucía, la falta de un proyecto

La situación de Andalucía es preocupante y lleva alargándose desde hace ya algunas décadas, aunque desde una perspectiva histórica no había sido siempre así. Cabe recordar la riqueza durante algunos periodos del Al-Ándalus o el descubrimiento de América que convirtió Sevilla en la ciudad más rica de Europa. Un momento clave en el cambio de tendencia fue  la revolución industrial, una revolución que tomó mucha fuerza en sitios como Cataluña o el País Vasco pero que fue prácticamente inexistente en Andalucía. Esta es una de las posibles causas del poco peso de la industria en esta comunidad, sobre todo aquella industria que aporta un mayor valor añadido, especialmente relacionado con las nuevas tecnologías y la innovación.

La crisis ha golpeado en general a España y en especial Andalucía donde a parte de la  reducción drástica del sector de la construcción también ha visto caer su industria, sector clave para llegar a obtener un crecimiento sostenido a largo plazo.

A pesar de la estabilidad política andaluza donde durante los últimos 30 años ha gobernado el partido socialista, nunca se ha planteado de forma seria la necesidad de establecer unos patronos de crecimiento sólidos a largo plazo.

En conclusión, Andalucía debería establecer un plan ambicioso pero realista para poder crear los incentivos necesarios para atraer inversión privada y nuevas empresas potenciando su situación geográfica estratégica, su nivel de vida o sus recursos naturales.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>