Queremos transparencia con nuestros enfermos y moribundos

Sin pretender prejuzgar lo ocurrido en Leganés, todos sabemos que también hay médicos y enfermeras  pro-eutanasia, amparados por directivos con esa id…

Forum Libertas

Sin pretender prejuzgar lo ocurrido en Leganés, todos sabemos que también hay médicos y enfermeras  pro-eutanasia, amparados por directivos con esa ideología. Lo que se piensa primero, se hace luego. ¿Cómo actúan en las  plantas en que pudieran acometerse esos crímenes?
 
Hay cosas que no me gustan: que en algunas plantas hospitalarias se pida el original del último parte médico y no lo devuelvan; así, la familia queda sin documentos para reclamar ( la gente no piensa en lo que puede suceder); que se soliciten datos familiares innecesarios: cuántos son, quién de ellos  es el responsable…   (así se dan cuenta  de si  podría haber o no, algún problemas de reclamación). Una costumbre con la que no estoy de acuerdo: echar a todos los familiares y acompañantes de la sala cuando se va a inyectar o hacer alguna cura  al enfermo.
 
La eutanasia es un crimen contra un ser humano indefenso, bajo capa o apariencia de bondad. Es un acto de cobardía y de  sadismo. Lo realizan personas de baja calidad moral, que las que puede haber en cualquier parte. El color de la bata no es siempre el del alma.
 
Hay gente que se queda perpleja ante la muerte de un familiar que no ingresó en el hospital con una enfermedad mortal o cuyo  óbito ocurrió demasiado pronto. ¿Por qué no se reclama y averigua lo ocurrido? Es todo tan rápido…, y hay que avisar a familiares, comprar la caja, arreglar papeles, enterrar… En ocasiones, la muerte no ocurre en la propia localidad y ni siquiera hay  tiempo de pensar y actuar.
 
Hay que presentar pruebas para el juez y se han quedado sin los originales de los partes médicos. También se tiene miedo a que existan represalias si ingresa otro día un miembro de la familia en el mismo hospital. Demasiado desamparo. Cuando se ha tenido  que velar varias noches, el cansancio se apodera de la persona y viene el atolondramiento. Nada está a favor de la familia, máxime si son pocos o son pobres, cobardes  o ignorantes o son de otra localidad.  
 
La investigación no se debe circunscribir sólo a Leganés. En otros lugares ( Madrid,  Barcelona,   Castilla- León, Valencia, Andalucía…) debería hacerse un estudio serio. El asunto sanitario es tan delicado, que los médicos y enfermeros deberían actuar siempre con trasparencia; así evitarían posibles reclamaciones absurdas, y la gente, además, se quedaría más tranquila.
 
En una sociedad en que se hace propaganda de la eutanasia, es fácil que haya médicos y enfermeros que piensen que todo el mundo está a favor de que se adelante la muerte a un enfermo terminal o crónico sin riesgos de denuncias; pero no es así:  la familia duele porque se la quiere y en el amor no hay edad. A los padres, hijos, esposo  y hermanos,  no se les quiere ver muertos. 
 
Hacen falta políticos responsables, como el Sr. Lamela, al que felicito por su honradez y valentía. Probablemente, se encontrarían muchas sorpresas. Pero, ¿qué apoyo se van a esperar de  políticos que predican la eutanasia, mal llamada muerte digna?  Es necesario  incrementar las unidades de cuidados paliativos en todos los hospitales, y dejarse de favorecer  el crimen con eufemismos adormecedores de conciencias.

 
Hazte socio

También te puede gustar