Querían celebrar una misa negra satánica en Harvard… y acaban haciéndola en un restaurante chino

Este lunes, 12 de mayo, estaba previsto celebrar una misa negra satánica en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. El acto debía …

Este lunes, 12 de mayo, estaba previsto celebrar una misa negra satánica en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. El acto debía comenzar a las 08:30 horas en una instalación dentro del campus y estaba organizado por un grupo de estudiantes denominado ‘New York Satanic Temple’.

Sin embargo, la avalancha de críticas recibidas y la fuerte oposición de la comunidad católica ha dado al traste con la intención de los satánicos organizadores que, al final, han acabado celebrando su demoníaco rito… en la segunda planta de un restaurante chino cercano a la universidad.

La cuestión es que poco antes de dar comienzo la misa negra que se iba a celebrar en el campus, los organizadores se vieron forzados a cancelar el evento y a la ceremonia del restaurante chino asistieron alrededor de 50 miembros del ‘New York Satanic Temple’.

Los asistentes iban todos vestidos de negro y algunos usaban máscaras. Según InfoCatólica, diversas fuentes confirmaron que no se usó una hostia consagrada robada, como ocurre en algunas misas satánicas.

Se da la circunstancia de que Pau Lee, dueño del restaurante donde se celebró el rito satánico, aseguró a los medios de comunicación que desconocía por completo lo que estaba ocurriendo en su local.

Según los organizadores, la decisión de suspender el acto en la universidad se debió a una "incorrecta interpretación sobre la naturaleza del evento, que dañaba la imagen Harvard y causaba un impacto adverso en la comunidad estudiantil"

Harvard la critica pero no la cancela

Por su parte, la presidenta de la Universidad de Harvard, Drew Faust, admitió que el evento era una agresión “aborrecible” contra los católicos pero, a pesar de ello, no canceló el acto, amparándose en una supuesta libertad de expresión.

En una declaración emitida ante la inminente realización de la misa negra satánica, Faust señalço que “la realización de una misa negra planificada por un grupo afiliado con la Escuela de Extensión de Harvard nos desafía a reconciliar la dedicación para con la libre expresión en el corazón de una universidad con nuestro compromiso de generar una comunidad basada en la civilidad y el entendimiento mutuo”.

Para la presidenta, según informa Aciprensa, “la libertad de expresión (…) protege no solo la libertad de pensamiento de aquellos con los que están de acuerdo con nosotros sino también el pensamiento que odiamos”.

Faust reconoció luego que “la misa negra tiene su origen histórico en la denigración de la Iglesia Católica, se burla de un evento sagrado para el catolicismo y es muy ofensiva para muchos en la Iglesia y más allá. La decisión de un club de estudiantes de patrocinar una escenificación de este ritual es aborrecible, representa una afrenta fundamental a los valores de inclusión, pertenencia y respeto muto que debe definir nuestra comunidad”.

A pesar de ello, la presidenta de Harvard precisó que “de acuerdo con el compromiso de la Universidad con la libre expresión, incluyendo las expresiones que nos pueden ofender profundamente, la decisión de proceder es y será suya (del club que organiza el acto)”.

Para concluir anunció que participaría en la Hora Santa que se realizó a la misma hora de la misa negra en la iglesia St. Paul en el campus “para reafirmar nuestro respeto por la fe católica en Harvard y para demostrar que la respuesta al discurso ofensivo no es la censura sino el discurso razonado y el disentimiento robusto”.

"¿Por qué no sacrificar niños a Moloch?"

Al respecto, el presidente del Instituto de Religión y Democracia (IRD), Mark Tooley, cuestionó irónicamente si acaso el grupo organizador, el Cultural Studies Club de Harvard.

"¿Acaso recrearía un sacrificio humano ritual azteca en su exploración expansiva de distintas culturas? ¿O de repente podrían presentar a algunos sati quemando viva a una viuda reciente en homenaje a una diosa hindú? ¿Por qué no sacrificar niños a Moloch para comprender mejor las costumbres cananeas? Tal vez la inclusividad de Harvard aún no está lista para un multiculturalismo a todo dar”, dijo.

Tooley refirió luego que “como reconoce bien la presidenta de Harvard, una misa negra no tiene nada de bueno sino que es estrictamente una negación, una burla a la Eucaristía de la Iglesia Católica. ¿Harvard toleraría del mismo modo la organización de una burla ritual contra otros credos como el Islam?

Seguidamente Mark Tooley cuestionó los parámetros de la “ultra corrección política” de las autoridades de Harvard en este caso para emitir su juicio y recordó finalmente que “el ritual satánico no está mal solo por violar los ‘valores de la inclusión’ sino porque es intrínsecamente malo”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>