¿Quién detiene tanto sufrimiento y tanto horror en este mundo lleno de odio e infelicidad?

¿Quieres ser feliz un instante? Véngate ¿Quieres ser feliz para siempre? Perdona

Atentado en el aeropuerto de Estambul

Desde los últimos atentados en Francia, Bélgica y ahora de forma continuada y sin cesar, seguimos con esa angustia y sufrimiento, que no termina.  La noche del martes 28 de junio  de 2016  en el aeropuerto internacional HYPERLINK “http://internacional.elpais.com/internacional/2016/07/02/actualidad/nternacional.elpais.com/internacional/2016/06/29/actualidad/1467196138_756741.html”AtatürkHYPERLINK “http://internacional.elpais.com/internacional/2016/07/02/actualidad/nternacional.elpais.com/internacional/2016/06/29/actualidad/1467196138_756741.html” de Estambul, tres terroristas suicidas causaron la muerte de 45 personas y dejaron heridas a más de 200, entre ellas 20 en estado crítico. El 2 de julio 2016, el asalto a un restaurante del barrio diplomático de Dacca, acabó con la vida de los veinte rehenes. El día 3 de julio de 2016, de madrugada, un conductor suicida detonó un vehículo en medio de una multitud congregada cerca de una tienda de helados, en pleno mes sagrado de ramadán, en una zona comercial del  centro de Bagdad, al menos 80 personas murieron y 135  resultaron heridas.

¿Quién detiene tanto sufrimiento y tanto horror en este mundo lleno de odio e infelicidad?

Ante tanta ofuscación y sucesos luctuosos, me rebelo ante tanta hipocresía, paradigma de nuestra sociedad. Somos partícipes de tantos horrores en el mundo, que no nos paramos a pensar las consecuencias de estas actuaciones. Somos colaboradores del ocultamiento de la justicia y de presentarla con una inhumana procacidad. Culpables por consentir esa vanidad, avaricia, falsedad e indolencia de muchos hombres que tienen el poder y que son incapaces de rectificar y pedir perdón. Cooperadores de este mundo casi agónico que consiente guerras sin sentido por el dominio y la codicia de unos pocos. Inoculamos resentimientos y cohibimos la afección hasta extinguirla.

Hay unas frases de Tertuliano, que al estudiarlo de joven,   me impactaron y siempre la mantengo en mi pensamiento ¿Quieres ser feliz un instante? Véngate ¿Quieres ser feliz para siempre? Perdona

Sin lugar a duda este tipo de terrorismo, amparado en la incultura, en el odio y en la manipulación de la religión como medio de generar este fanatismo y este terror, solo crea más resentimiento. La raíz de esta mal que nos asola en esta sociedad del progreso, tecnologías y comunicaciones veloces, es sin lugar a dudas la falta de  justicia social, el reparto más equitativo entre la sociedad del progreso y desarrollo descomunal, y la sociedad de la explotación, del hambre, la pobreza y el subdesarrollo.

En relación a las frases de Tertuliano, para estos terroristas, la muerte y la barbarie son santificación, y no les sirven para nada estos conceptos de felicidad, venganza y perdón. La educación, el desarrollo cultural y social de estas gentes, harán que progresen y cambien. Los regímenes democráticos y el control de explotación del mundo del Norte hacia el mundo del Sur, respaldado por todos los países desarrollados,  logrará que el equilibrio se consiga, siempre y cuando; seamos menos egoístas, más solidarios y sepamos perdonar siempre.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>