Radiografía de la crisis económica en España cuando acaba el año

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) acaba de anunciar este jueves, 19 de noviembre, sus previsiones de crecimient…

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) acaba de anunciar este jueves, 19 de noviembre, sus previsiones de crecimiento para los países más desarrollados. Aunque la OCDE suaviza sus expectativas de crecimiento de la economía española para 2009 y 2010, España se queda atrás en la recuperación en comparación con el resto de países y, además, seguirá destruyendo empleo.

Otros indicadores como el consumo, la inversión, las exportaciones, la morosidad, el sector de la construcción, el déficit público o la confianza del consumidor tampoco ofrecen una radiografía optimista de la crisis en el último tramo del año.

Como se puede observar en la siguiente tabla, elaborada a partir de una información publicada por el diario El País este mismo jueves con datos de la OCDE, España sufrirá una contracción del 3,6% en 2009 y del 0,3% en 2010, para empezar una tímida recuperación con un crecimiento del 0,9% en 2011, a todas luces insuficiente para empezar a generar nuevo empleo.

PREVISIONES DE CRECIMIENTO SEGÚN LA OCDE

País

2009

2010

2011

Alemania

-4,9%

1,4%

1,9%

España

-3,6%

-0,3%

0,9%

Francia

-2,3%

1,4%

1,7%

Italia

-4,8%

1,1%

1,5%

Reino Unido

-4,7%

1,2%

2,2%

ZONA EURO

-4,0%

0,9%

1,7%

Estados Unidos

-2,5%

2,5%

2,8%

Japón

-5,3%

1,8%

2,0%

TOTAL OCDE

-3,5%

1,9%

2,5%

Estas previsiones sobre la economía española mejoran ligeramente las que ofreció este mismo organismo en junio, cuando preveía un retroceso del 4,25% para este año y del 0,9% para el próximo.

La tasa más débil de crecimiento de la OCDE

Como se observa en la tabla, a pesar de que para 2009 el resto de países muestra una recesión más abultada que la española, a excepción de Francia y Estados Unidos, tanto en 2010 como en 2011 España tiene la tasa más débil de crecimiento entre los países de la OCDE, según las previsiones.

Así, España será el único país de los analizados por la OCDE cuyo producto interior bruto (PIB) retroceda en 2010, con una caída del 0,3%, en tanto que países vecinos como Francia y Alemania (1,4%), Italia (1,1%), o Reino Unido (1,2%) nos superarán de largo.

La media de la zona euro (0,9%) y de la OCDE (1,9%) también están muy por encima de la tasa española.

En cuanto a las previsiones para 2011, España estará a la cola en el crecimiento entre los países de la OCDE, con tan sólo un 0,9% de crecimiento, frente a las tasas que muestran Francia (1,7%), Alemania (1,9%), Italia (1,5%), y Reino Unido (2,2%).

Por su parte, Estados Unidos pasará de una recesión de –2,5% en 2009 a un crecimiento del 2,5% en 2010 y del 2,8% en 2011; y Japón también experimentará un crecimiento espectacular, pasando de –5,3% en 2009, a 1,8% en 2010 y 2% en 2011.

Seguiremos destruyendo empleo

El informe de la OCDE señala además que España seguirá destruyendo empleo, aunque su impacto sobre la tasa de paro se ha visto compensado por el descenso en la inmigración y la estabilización de la incorporación de la mujer al mercado laboral.

Este organismo prevé que la tasa de desempleo en España cerrará 2009 en el 18,1% y aumentará hasta el 19,3% el próximo año. Posteriormente registrará una ligera recuperación en 2011, para cuando la OCDE augura un 19% de tasa de paro.

Estos malos presagios de la OCDE en cuanto al crecimiento de la economía española y las tasas de desempleo vienen a sumarse a los que ya dieron recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea. Esta última apuntaba a que la economía española perdería un 3,7% este año y un 0,8% en 2010.

Otros indicadores negativos

Por otra parte, otros indicadores negativos constatan el retraso de la recuperación económica de España. Así, por ejemplo, el gasto en consumo final de los hogares, aunque ha aminorado su caída, continúa presentando tasas negativas.

Entre julio y septiembre el consumo pasó del –6% al –5,1%, como consecuencia de la mejor evolución mostrada por sus propios indicadores, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Tampoco parece que acabe de remontar la inversión, que pasó en ese mismo período de –17,2% a –16,2%. Este repunte es compartido tanto por el componente de bienes de equipo como por el de la construcción.

En cuanto a las exportaciones, la contribución de la demanda exterior neta de la economía española al PIB trimestral se redujo en siete décimas, hasta 2,5 puntos, aunque las exportaciones de bienes y servicios mejoraron en tasa interanual.

Otra cuestión que refleja los malos tiempos por los que pasa la economía de los ciudadanos es la morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y establecimientos financieros de crédito, que aunque ha ralentizado su avance sigue mostrando cifras preocupantes.

Así, con acuerdo a los datos del Banco de España, la morosidad pasó de un 4,93% en agosto al 4,85% que muestra en septiembre.

Por otra parte, a pesar de la suavización de la caída del PIB, el desplome de la vivienda continúa siendo una evidencia. La edificación residencial descendió hasta una tasa del 25,5% en el tercer trimestre del año, según datos del INE.

Al mismo tiempo, el abultado déficit público obliga a España a recortar en los próximos años 60.000 millones del gasto de las administraciones públicas, central, autonómica y local, para reconducirlo.

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, avanzó este lunes los números rojos de las cuentas públicas, que rondarán los 100.000 millones a finales de año, o sea en torno al 9,5% del PIB. El Gobierno espera cubrir ese agujero con una reducción drástica del gasto público, con la subida de impuestos y con la retirada de los estímulos para combatir la crisis.

También la confianza del consumidor está fuertemente impactada por la gravedad de la crisis. De hecho, España se encuentra entre los países más pesimistas del mundo en cuanto a confianza del consumidor.

Así lo muestra el Índice Global de Confianza de los Consumidores de Nielsen presentado este miércoles por la firma. El índice revela un aumento de la confianza de los consumidores mundiales, pero, comparado con el trimestre anterior, los consumidores españoles han reducido su nivel de confianza en cuatro puntos.

Junto a España, sólo Japón redujo también ese nivel de confianza, en este caso en dos puntos, mientras las principales economías como Francia y Alemania, por ejemplo, presentaban resultados positivos, con un crecimiento de siete y cinco puntos, respectivamente.

Noticias relacionadas:

Zapatero sigue engañando a los ciudadanos

Zapatero afirma que habrá recuperación “a finales de 2009 o principios de 2010”; Bruselas le desmiente

La antítesis de Zapatero: Merkel rebaja los impuestos y ayuda a las familias

El Gobierno seguirá subiendo impuestos hasta 2014

Los Presupuestos de Zapatero, sin capacidad para generar empleo

Zapatero, un nuevo Robin Hood con distinto guión: expolia a los pobres para dárselo a los ricos

El País enmienda la plana al Gobierno: España tardará cinco años en empezar a recuperarse

La subida de impuestos hundirá la economía española un 1,5% en 2010

Eurostat ya sitúa la tasa de paro en España en el 18,9%, más del doble que la media de la UE-27

Eurostat contradice al Gobierno español: el paro marcó un nuevo récord en julio al llegar al 18,5%

No sólo lo dicen los expertos: estadísticas históricas prueban que no se creará empleo hasta 2012 ó 2013

España e Irlanda, los casos más extremos de recesión asociada al paro en la OCDE

Uno de cada tres jóvenes en España está en el paro

El FMI prevé que la economía española no creará empleo hasta 2014

“El paro no bajará y probablemente seguirá subiendo al menos tres años”

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>