Rahola: “Hacía siglos que el cristianismo no estaba tan perseguido”

La periodista y escritora presenta su libro ‘S.O.S. cristianos’ en el que detalla el asedio que sufren miles de creyentes de todo el mundo

“Hacía siglos que el cristianismo no estaba tan perseguido ­como hoy. Desde la época de las catacumbas que no había un intento masivo, organizado e impune de acabar con comuni­dades cristianas enteras”. Bajo este discurso, la periodista y escritora Pilar Rahola relata la persecución que sufren miles de creyentes de todo el mundo en el libro S.O.S. cristianos, que acaba de salir a la venta en castellano (Destino) y en catalán (Columna) con una tirada conjunta de 15.000 ejemplares.

La autora explicó ayer durante la presentación de la obra a los medios de comunicación que se trata de un libro que describe con crudeza y dimensión ética una realidad que asegura estar silenciada en Occidente. La idea nació cuando escribía su segundo libro sobre el islam, Prou! (La Magrana, 2015). “Entonces me sorprendió la dimensión de un drama que no encontraba explicado en la prensa y, por eso, decidí escribir una obra de denuncia, que diera luz a la represión cristiana escondida en Catalunya y el mundo his­pánico a pesar de haber sido ­denunciada varias veces por el papa Francisco y comunida- des anglosajonas evangélicas”, sostiene.

Rahola (que asegura que no es creyente) quiso remarcar que el ensayo está escrito desde la perspectiva de los derechos humanos y civiles, desde la óptica de la protección de la libertad de creencia, y aseguró que el libro está largamente documentado y contrastado por instituciones oficiales y grupos de denuncia.

Según Rahola, S.O.S. cristianos se centra en la persecución que sufren las comunidades cristianas típicamente desvinculadas del poder: aquellas que viven con pocos recursos o bajo costumbres ancestrales y que, a su vez, se encuentran asentadas en países gobernados por un poder islámico que aplica la charía o en estados gobernados bajo un nacionalismo exacerbado o un odio a Occidente.

“Coptos, asirios, siriacos, ortodoxos, protestantes y también católicos sufren el estigma de la cruz por todo el mundo. No sólo en países islamistas radicales sino también en países que forman parte de las Naciones Unidas”, denunciaba. Así, el libro relata las matanzas del yihadismo de miembros de la comunidad caldea, las muertes de los coptos en las catedrales de Egipto, los trabajos forzados a los que son destinados los cristianos que viven en Corea del Norte, la marginación de la vida cotidiana de los cristianos en India y la represión en Pakistán, Iraq o Arabia Saudí.

Rahola culpa a los medios de comunicación occidentales de no dar suficiente voz a la situación pero también a la sociedad en general, que –argumenta– vive inmersa en una cristianofobia sutil, dominada por el pensamiento de lo “políticamente correcto”, sea cuál sea su ideología. “La derecha desconoce esta represión porque asocia el cristianismo y el catolicismo a Occidente: las comunidades pobres y ancestrales le resultan lejanas y exóticas. La izquierda vincula el cristianismo y el catolicismo al poder y por esta razón le resulta difícil verlo como víctima”.

En cualquier caso, Rahola considera que en Occidente ha triunfado el racionalismo por encima la religión: “Hoy, la razón lo explica todo y la religión queda fuera. Aunque la separación del Estado y la religión sea buena y la liturgia pertenezca a la comunidad cristiana, la persecución de la fe cristiana nos pertenece a todos. Por eso, el libro no lo tenía que hacer un creyente sino alguien que mirara el problema desde una vertiente ética”.

De todo eso, Rahola volverá a hablar en la presentación pública de su libro el próximo 5 de abril en la iglesia de Santa Maria del Mar, en un acto que dirigirán el arzobispo de Barcelona Juan José Omella, y el periodista Josep Cuní.

Hazte socio

También te puede gustar

5 Comments

  1. 1

    entre los muchos países donde se persigue a los cristianos de forma tácita o sibilina, está españa, donde personas que manifiestan la fe cristiana son vejados, marginados o arrinconados, un ejemplo reciente es el caso de Callosa de Segura, en donde el alcalde retiró la Cruz frente a la iglesia con nocturnidad, pues los vecinos se oponían, posteriormente una anciana vecina que proyectaba una luz en forma de Cruz sobre la pared de la iglesia, haciéndolo con permiso del párroco, es multada cada día con 100€, como este caso otros similares:

  2. 2

    No es una novedad. En aquellos tiempos … ya lo anunciaba Jesús de Nazaret : Seréis perseguidos , como yo he sido perseguido. Todo fiel Cristiano debe ser consciente de que, si es fiel a Cristo, será perseguido, en cualquier lugar del mundo …. porque el Amor a Dios nunca está de moda.
    Si todos amásemos a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como Cristo ama a su Iglesia,.. sería el paraíso en la tierra.

  3. 3

    El asedio que sufren los cristianos en todo el mundo no es mayor que en los siglos pasados. Ahora se difunden todos los sucesos de violencia con más detalle, por todos los sistemas de transmisión. Es conveniente que se entere el mundo. Que se sepa que hay mártires, que son asesinados por confesar a Cristo o por negarse a blasfemar. Que se tengan noticias de los misioneros, que abandonan la comodidad para ir a países peligrosos, sabiendo el peligro al que se exponen… y lo hacen por amor a Cristo. Su misión es predicar el Evangelio y bautizar a las gentes que no conocían a Jesús de Nazaret..
    Siguen el camino de todos los Santos de los 21 siglos de Historia de la Iglesia.
    La sangre de los mártires es siembra de nuevos cristianos, Es la sangre de la Iglesia de Cristo.

  4. 4
    • 5

      Tiene usted razón, pues por un lado va pregonando la persecución de los cristianos y por otro va promocionando el hurto de un territorio privilegiado de España

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>