‘Rap’ cristiano en la cumbre: El nuevo trabajo de Kanye West, mejor disco del año

El nuevo trabajo discográfico de Kanye West, Late registration, se ha ganado a toda la crítica estadounidense con sus rimas espirituales contra las dr…

Forum Libertas

El nuevo trabajo discográfico de Kanye West, Late registration, se ha ganado a toda la crítica estadounidense con sus rimas espirituales contra las drogas, la adicción al sexo, la explotación o la discriminación, entre otros temas centrales de su creación musical, y ha sido escogido como el mejor disco del año.

 

Después de su primer gran éxito internacional, Jesus walks, el gospel-rap en el que West hablaba a sus fans de un Jesús que camina junto a camellos, drogadictos y asesinos, el rapero cristiano vuelve a la carga con un álbum cargado de contenido social que le ha valido, entre otras cosas, ser portada de la revista TIME, en la que aparece impecablemente vestido.

 

En contraste con otros representantes del ‘rap’ y del ‘hip-hop’, West no anda metido en líos de drogas, agresividad o violencia entre bandas, y nunca ha estado en la cárcel. “La muerte no es lo mejor que le puede pasar a un rapero -explica el artista-, pero una experiencia cercana a la muerte, como la que yo tuve, tampoco está nada mal”.

 

El accidente que cambió su vida

 

El cantante y productor estuvo a punto de perder la vida en 2002 cuando, al volante de su coche, se quedó dormido y se estrelló en un accidente que cambió su vida. Se partió la mandíbula por tres sitios y tardo horas en recuperar la conciencia. Sin embargo, la recuperación fue asombrosa y compuso en el mismo hospital en el que estaba convaleciente una de sus piezas, Through the wire.

 

West confiesa que cree en Dios, pero asegura: “Yo no soy capaz de caminar como Jesucristo… Soy un nido de contradicciones, como todo ser humano. Hago más cosas buenas que malas, pero la lucha entre el mal y el bien está dentro de mí mismo… Por lo que respecta a Dios, dicen que todos los pecados son iguales ante sus ojos. Pues bien, yo pienso que hay algunos pecados peores que otros”

 

La historia de West es la de un chico negro, de clase acomodada, que creció en un barrio residencial de Chicago y que se marchó con su madre a China en un programa de intercambio. Estudio en buenas escuelas y se interesó por la música y el arte, mientras muchos de sus amigos se buscaban la vida pateando la calle. A los 16 años entró en la Academia de Arte de Chicago, que abandonó al cabo de dos años para consagrarse en cuerpo y alma a su pasión: la música.

El triple disco de platino que recibió por College dropout, donde se incluía Jesus walks, y las 10 candidaturas a los Grammy que acumula, se ven ahora potenciadas con el lanzamiento y reconocimiento de Late registration.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar