Raúl Castro cumple la palabra dada a Benedicto XVI: Viernes Santo será fiesta en Cuba

El 27 de marzo de 2012 Benedicto XVI se entrevistó en La Habana con el presidente cubano, Raúl Castro, y con otros miembros de su famili…

Forum Libertas

El 27 de marzo de 2012 Benedicto XVI se entrevistó en La Habana con el presidente cubano, Raúl Castro, y con otros miembros de su familia, incluido su hermano Fidel; un encuentro previsto dentro de la agenda de su viaje pastoral a Cuba que realizó en esos días. Entre otras cuestiones de interés, como la intervención del Papa en favor de los disidentes cubanos, Castro se comprometió con el anterior Pontífice a oficializar como festivo el Viernes Santo en la isla.

Benedicto XVI pidió al presidente cubano que declarara festivo el Viernes Santo y Castro accedió a hacerlo, aunque de forma "excepcional", hasta que el Parlamento considerara la cuestión. Por este motivo, el año pasado el Viernes Santo fue ‘feriado’ aunque de manera excepcional, pero a partir de este año ha quedado incluido así en el calendario laboral.

De esta manera, aunque dos años después, Raúl Castro cumple con su promesa y el Viernes Santo será fiesta en Cuba. Los cubanos no tendrán que ir a trabajar este viernes, ni este año ni en los próximos, según lo ha anunciado el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la isla, que adelanta así una decisión adoptada el pasado mes de diciembre por la Asamblea Nacional del Poder Popular y que estaba previsto que entrara en vigor a partir de junio.

Un comunicado del Ministerio lo anunciaba este martes, 15 de abril, a través del diario oficial ‘Granma‘, subrayando que el ‘Código del Trabajo’ aprobado en diciembre establece que habrá receso laboral el Viernes Santo de cada año.

Las procesiones católicas fueron suprimidas en Cuba en 1961, mientras que la festividad de Navidad se suprimió en 1969, como parte del enfrentamiento que mantuvo en esa época el entonces presidente, Fidel Castro, y la Iglesia Católica. La visita de Juan Pablo II en 1998 puso fin a ambas suspensiones y supuso el deshielo en la relación entre el régimen y la Iglesia.

Algunas excepciones

No obstante, en su resolución publicada hoy, el Ministerio aclara que quedan exentos de este día de fiesta aquellos que trabajen en "las labores relacionadas con la zafra azucarera y otros trabajos agropecuarios urgentes, industrias de proceso de producción continua, labores urgentes de carga y descarga, servicios de transporte y su aseguramiento técnico indispensable".

Tampoco tendrán día festivo los que trabajen en servicios "hospitalarios y asistenciales, farmacias y expendios de gasolina, funerarias, jardines vinculados con estas y cementerios, servicio de hospedaje, comunicaciones, transmisiones de radio y televisión, centros de recreación y atracciones turísticas, acopio y distribución de leche y demás servicios públicos básicos, y actividades de pesca y otras autorizadas por la ley".

Por otra parte, la Iglesia católica en la isla anunció que, como parte de las actividades por Semana Santa, un canal de la televisión nacional transmitiría este miércoles una escenificación de la "Pasión del Señor" que tuvo lugar en la Catedral de La Habana.

El año pasado, un canal nacional de la televisión estatal ya trasmitió en directo el rito de Viernes Santo que ofició el cardenal cubano Jaime Ortega en la Catedral de la capital cubana.

Tras el triunfo de la Revolución castrista en 1959, las relaciones entre el régimen cubano y la Iglesia católica se caracterizaron por la tensión con la expulsión de sacerdotes y la supresión de festividades religiosas entre ellas la Semana Santa.

Hazte socio

También te puede gustar