Hay razones para el optimismo, el mundo es más feliz y “progresa adecuadamente”

La opinión de expertos como Steven Pinker, Johan Norberg o Michel Serres: “la humanidad está mejor que nunca”; “por cada minuto de esta conversación, cien personas salen de la pobreza”; “no nos damos cuenta de hasta qué punto sufrieron nuestros antepasados”

Hay razones para ser optimistas, "la humanidad está mejor que nunca", afirma el científico Steven Pinker Hay razones para ser optimistas, "la humanidad está mejor que nunca", afirma el científico Steven Pinker

Como advertíamos este lunes, 6 de febrero, son pocas las personas que opinan que las cosas van a mejor. La corrupción, la crisis económica y la situación de los refugiados en toda Europa son algunos de los ejemplos que llevan a la conclusión de que eso no es así. Sin embargo, el mundo en el que ahora vivimos ha ido mejorando con el paso de los siglos.

Esta afirmación viene corroborada por la opinión de una serie de expertos, científicos, historiadores y filósofos que consideran que hay sobradas razones para el optimismo, el mundo es más feliz ahora que en el pasado y “progresa adecuadamente”.

Entre ellos, el profesor de Harvard y científico canadiense Steven Pinker, que afirma que “la humanidad está mejor que nunca”; el escritor e historiador sueco Johan Norberg, que destaca que “por cada minuto de esta conversación, cien personas salen de la pobreza”; o el filósofo francés Michel Serres, que nos recuerda, en contraste con el hoy, que “no nos damos cuenta de hasta qué punto sufrieron nuestros antepasados”.

“Por cada minuto de esta conversación, cien personas salen de la pobreza”, asegura el historiador Johan Norberg

“Por cada minuto de esta conversación, cien personas salen de la pobreza”, asegura el historiador Johan Norberg

“La humanidad, mejor que nunca”

Es verdad que en el mundo padecemos todavía guerras, hambre, injusticias y violencia; y que una minoría de la población posee la mayor parte de la riqueza, mientras 760 millones de personas sobreviven con menos de dos dólares al día. Pero, de todos los escenarios globales conocidos hasta ahora, este es sin duda el mejor.

Esta tesis es defendida precisamente por Pinker en su libro Los ángeles que llevamos dentro, donde trata de demostrar que vivimos en la época más pacífica y próspera de la historia.

“La gente a lo largo y ancho del mundo es más rica, goza de mayor salud, es más libre, tiene mayor educación, es más pacífica y goza de mayor igualdad que nunca antes. […] Todas las estadísticas señalan que mejoramos. En general, la humanidad se encuentra mejor que nunca”, aseguraba el científico en declaraciones al diario El País el pasado 30 de diciembre.

Como ejemplo de estas afirmaciones, los gráficos que siguen a continuación, reproducidos a partir de esa información, nos muestran como han mejorado entre 1950 y 2010 en todo el mundo, y en particular en España, aspectos tan importantes de nuestra vida diaria como la renta, la educación, la longevidad o la salud infantil.

Cuatro gráficos que muestran que, "en general, la humanidad se encuentra mejor que nunca”, como afirma Pinker

Cuatro gráficos que muestran que, “en general, la humanidad se encuentra mejor que nunca”, como afirma Pinker

“Cada minuto, cien personas salen de la pobreza”

Por su parte, Johan Norberg viene a coincidir con Pinker al defender en su libro Progress: Ten Reasons to Look Forward to the Future (Progreso: diez motivos para mirar hacia adelante) que vivimos en el mejor momento de nuestra historia.

El mundo está mejorando rápidamente. De hecho, nunca antes el mundo mejoró así de rápido. Por cada minuto de esta conversación, cien personas salen de la pobreza”, explicaba en declaraciones a El País.

Al mismo tiempo, la riqueza también ha crecido significativamente en todo el mundo. De hecho, desde 1980, el porcentaje de personas que viven en la pobreza extrema se ha reducido a una cuarta parte, como se puede ver en este doble gráfico, donde a la izquierda se puede ver “la riqueza por personas”, es decir como se ha multiplicado el PIB por habitante en las diferentes regiones, y a la derecha cómo la “pobreza extrema” se ha reducido en el planeta del 42% al 11%.

La pobreza extrema se ha reducido en el planeta del 42% al 11%

La pobreza extrema se ha reducido en el planeta del 42% al 11%

Otra cuestión a considerar es que mientras la última crisis económica ha afectado especialmente a Europa y Estados Unidos, en otras partes del planeta el progreso no sólo no se detuvo sino que se aceleró. Entre 2005 y 2013, en el conjunto del planeta, la pobreza extrema se redujo a la mitad. La esperanza de vida aumentó en tres años y se redujo la mortalidad infantil en todos los continentes.

Al mismo tiempo, la alfabetización se extiende por el mundo a un ritmo muy significativo. El porcentaje de personas que no sabían leer ni escribir en 1980 era el 44%, mientras que en 2014 rondaba el 15%, según datos de la OCDE y la UNESCO.

Las muertes causadas por las guerras siguen causando dolor, pero han descendido de forma significativa a lo largo del tiempo

Las muertes causadas por las guerras siguen causando dolor, pero han descendido de forma significativa a lo largo del tiempo

Muertes en guerras, menos que en el pasado

También se han reducido de forma importante las guerras en el planeta, sobre todo a partir de los años ochenta, tal como explica Pinker: “la cifra de muertos por guerras aumentó tras 2011, debido a la guerra de Siria, pero siguió siendo mucho más baja que en los 50, los 60, los 70, los 80 y los 90”.

La cifra de muertes por guerras se ha reducido drásticamente desde 1945

La cifra de muertes por guerras se ha reducido drásticamente desde 1945

Además, en cuanto a la incidencia de los crímenes, “hay periodos de subidas y bajadas, que, en general, no llegan a alterar una progresión sostenida. Por ejemplo, la tasa de crimen en Estados Unidos creció un poco el año pasado con respecto al anterior, pero en general la tendencia en global es de descenso”.

¿Qué nos impide ver el progreso?

Ante este escenario generalizado de progreso de la humanidad, ¿por qué hay una sensación generalizada de que empeoramos?

Norberg, por ejemplo, asegura que “tenemos mejor acceso a las noticias y a la comunicación que nunca. Y en los medios, las malas noticias son las que venden. Nos enteramos de alguna mala noticia o algún nuevo incidente cada minuto. Los desastres y las tragedias no son algo nuevo, pero los móviles y las cámaras sí lo son. Y esto hace que nos dé la impresión de que esos horrores son más frecuentes de lo que eran”.

Por su parte, Pinker coincide: “mientras el número de incidentes o desastres no baje hasta cero, siempre habrá alguno para publicar. Cada cosa que sucede es tremendamente visible hoy en día”.

Todo lo malo que sucede nos llega a través de los medios: la crisis económica, la tragedia de los refugiados, los asesinatos y atentados del yihadismo radical; pero pocas veces se habla de las mejoras en el tiempo a nivel global.

Norberg hace referencia a otro factor interesante: la nostalgia: “cuando la gente piensa en ‘los buenos tiempos’, se retrotrae a la época en la que crecieron, una época en la que no tenían que pagar facturas, no tenían hijos ni responsabilidades”, explica.

También se refiere al hecho de que la creencia de que el mundo empeora se usa con fines políticos. “Los políticos populistas nos quieren asustados y difunden mitos sobre amenazas inmediatas para nuestra supervivencia y modo de vida. Porque saben que la gente asustada quiere construir muros y votar a hombres fuertes que prometen mantenernos a salvo”.

Las condiciones de vida han mejorado sustancialmente en el planeta

Las condiciones de vida han mejorado sustancialmente en el planeta

El sufrimiento de nuestros antepasados

Por otra parte, Michel Serres, uno de los grandes pensadores europeos vivos y autor de multitud de ensayos sobre la historia de la filosofía y de la ciencia, desmonta en su nuevo libro, Darwin, Bonaparte et le Samaritain, las tesis de los defensores de que todo va a peor.

El género humano, en contra de lo predicado a los cuatro vientos por “muchos profesionales del desastre” nunca ha vivido una época tan larga y tan intensa de paz. Y muy especialmente la Europa occidental que, a su juicio, “vive un verdadero paraíso, con una paz que dura ya 70 años, ¡70 años, algo nunca visto desde la guerra de Troya!”, destaca.

“Si usted busca en Internet ‘causas de mortalidad en el mundo”, argumenta, “le saldrán las cifras oficiales facilitadas por la Organización Mundial de la Salud. No son datos de Michel Serres, sino de la OMS. Bueno, pues verá usted que la causa menos frecuente de muerte en la actualidad es ‘guerras, violencia y terrorismo’. Muere infinitamente más gente a causa el tabaco y de accidentes de coche. Así que hay una gran contradicción entre el estado real de las cosas y la forma en que lo estamos percibiendo, porque vivimos como si estuviéramos inmersos en un estado de violencia perpetua, pero eso no es real en absoluto”, añade.

“Deberíamos escribir “una verdadera historia del dolor. No nos damos cuenta de verdad de hasta qué punto sufrieron nuestros antepasados y no somos conscientes de todos los medicamentos que tenemos y que nos ayudan a vivir mejor y a combatir el dolor mejor. ¡Pero si el rey Luis XIV tenía los mejores médicos a su alrededor y se pasó la vida chillando de dolor porque tenía una fístula anal incurable! Hoy, eso se arregla con una pequeña intervención quirúrgica y tres días de antibióticos”, concluye.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>