Refugiados y acogida

¿Qué ha pasado en Siria? La acogida al otro, siempre es un momento importante, no solo al refugiado, sino a cualquier otro

Fuerzas húngaras impiden el paso a inmigrantes sirios

Los refugiados que llegan a Europa, proceden principalmente de Siria, Afganistán, Irak, Eritrea… el grueso más importante, procede de Siria. ¿Qué ha pasado en Siria? El presidente, el dictador Bassar el Sadat, es alauita, y el 70% de la población es sunita. Todos sabemos la mala relación que hay entre sunitas y alauitas. Actualmente Bassar el Sadat, controla escasamente el 10% del territorio. En el norte se han hecho fuertes las tropas Kurdas. En la zona de Alepo, el Estado Islámico. Y por todo el territorio, tropas sunitas de liberación. Añadamos los bombardeos que Rusia hace sobre las posiciones del Estado Islámico, a las que se han añadido Estados Unidos, con el intolerable alcance de un hospital de Kunduz de Médicos sin Fronteras, con muchas muertes de personal sanitario, cooperantes y pacientes, que no solo es el ataque a un hospital, sino un ataque a los Convenios de Ginebra, de Derecho Internacional Humanitario. Y en medio de este “berenjenal” la pobre población civil que huye para buscar la seguridad que allí no tiene. Añadamos la mala acogida que han tenido en lugares como Hungría, con cargas policiales, gases lacrimógenos, cañones de agua… no es esta la acogida que merece esta pobre gente. Tengamos presente, que estas personas lo han perdido todo, casa, propiedades, han perdido vidas de personas amadas, llevan encima una enorme tensión emocional, que solo se puede suavizar con el bálsamo de una buena acogida. Parece ser que en el edificio del Fórum Internacional de las Culturas de Barcelona, se acogerá a 1.200 refugiados, para inscribir sus nombres y clasificar sus destinos, por conventos, seminarios, casas particulares…Esta será la tarea de la asistencia social. Examinar las situaciones personales de los refugiados, para dar el destino y cobertura más adecuada para cada caso. Este es el importantísimo momento de la acogida. La acogida al otro, siempre es un momento importante, no solo al refugiado, sino a cualquier otro. Y aquí nos podemos hacer la pregunta: ¿cómo acogemos al otro? ¿Quién es el otro para mí? Si acogemos al otro con cara malhumorada, y de forma fría y distante, estoy poniendo barreras a nuestra relación. Si acojo al otro con una cierta sonrisa en la cara, y con una salutación cordial, estoy  preparando una relación más fluida y confiada que en el primer caso, reconociendo siempre al otro la dignidad que merece. También hablar a la persona por su nombre, personaliza el trato. No olvidemos en la acogida, una cierta dosis de buen humor…suaviza las situaciones y abre puertas a la confianza.  No olvidemos tampoco, de hacer una limpieza previa de prejuicios, de etiquetas, de aquellos hechos pasados que pueden enturbiar la relación, y dejar vía libre al momento presente, y haciendo del encuentro con el otro, una verdadera escuela de humanidad.

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>