Relaciones pacticias

Ciertamente, desde el prisma constitucional, al elaborar la Constitución se optaba por un sistema de relaciones pacticias basado en gran parte en la tradición pacticia del Estado español con la Iglesia católica en su experiencia histórica y que ahora quedaba abierto a otras confesiones religiosas. Ya en el Acuerdo Iglesia-Estado de 1976, ambas partes se comprometían a llegar a Acuerdos en el futuro, Acuerdos, que sorprendentemente se desvelaban a comienzos de enero de 1979 con la Constitución ya promulgada y que ponían de relieve que habían sido pactados en paralelo a la Constitución.

Al resto de las confesiones, se les ofrecía, no un mero reconocimiento de su personalidad y actividad jurídica, sino el camino de llegar a verdaderos Acuerdos de cooperación con el Estado, de un modo similar a los de la Iglesia católica, si bien la Iglesia activaba su personalidad jurídica internacional y se adelantaba con unos concretos Acuerdos a lo previsto en el 2 art. 7 de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa, donde se preveía expresamente la posibilidad de Acuerdos con las confesiones religiosas reguladas por Ley ordinaria, pero que evidentemente ya no afectaban a la Iglesia.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>