‘Relatos’, de Henryk Sienkiewicz

Estamos ante el autor de la celebérrima Quo vadis?, tantas veces llevada al cine (la última por un paisano suyo en 2001). Este autor polaco de nombre …

Estamos ante el autor de la celebérrima Quo vadis?, tantas veces llevada al cine (la última por un paisano suyo en 2001). Este autor polaco de nombre imposible nació en Wola Okrzejska en 1846, en la Polonia sometida al Imperio Ruso de aquel entonces.

A primera vista no parecía muy dado para las letras, puesto que comenzó dos carreras en ese ámbito (Derecho y Filología e Historia) pero no terminó ninguna. Con todo, más tarde se revelaría como uno de los autores más importantes de la literatura polaca en general. Premio Nobel de Literatura en 1905 (gracias a Dios, no lo desprestigiaron dándole el de la Paz) y casado tres veces (con hijo e hija del primer matrimonio), murió en 1916 en Suiza, sin poder ver que su amada Polonia renacía como estado independiente en 1918. De todos modos, poco iba a durar atenazada entre Hitler y Stalin tras la muerte del otro genocida, Lenin.

En este libro se recoge una magnífica muestra de la capacidad narrativa de Sienkiewicz por lo que a los cuentos se refiere. Las nueve piezas (Janko el músico, De las memorias de un maestro de Poznan, Orso, En busca del pan, El ángel-Una estampa rural, El farero, Recuerdos de Mariposa, Bartek el vencedor y Sachem) constituyen elementos maestros del género. El estilo lúgubre y mordaz de Sienkiewicz entronca directamente con la narrativa rusa de Andréi Platónov, quien llevó al extremo la sordidez tanto material como espiritual de la Unión Soviética.

La temática de los cuentos es variada. Abarca desde la exaltación del espíritu antiocupacionista (Polonia no ha parado de recibir por todos lados: Suecia, Rusia, Prusia, etc.) hasta el trauma del desarraigo vivido por los campesinos polacos emigrados a los Estados Unidos para huir de la miseria centroeuropea. No en vano Sienkiewicz visitó el nuevo continente, y por cierto también España, de donde volvió con una imagen de atraso general grabada en las retinas.

Para terminar, cabe señalar que la magnífica edición de Cátedra sienta ídem, en parte, mediante una introducción del propio traductor, cien páginas iluminadoras que hay que leer.

Relatos
Henryk Sienkiewicz
Traducción, edición y presentación de Fernando Presa González
Editorial Cátedra
391 páginas

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>