Renacimiento, revolución y reforma

Creo firmemente que este país necesita de un renacimiento, una revolución y una reforma. Renacimiento espiritual, revolución moral, reforma social y p…

Creo firmemente que este país necesita de un renacimiento, una revolución y una reforma. Renacimiento espiritual, revolución moral, reforma social y política.
Renacimiento espiritual que signifique una recuperación del sentido religioso, porque de él dependen cuatro cualidades básicas para la felicidad como seres humanos en una sociedad fundada en la búsqueda del bien. Estas cualidades son: la forja de la conciencia personal; la apertura a la trascendencia; el establecimiento de los límites y el ser portadora de sentido.
 
Belohradsky escribió:
 
 "La lucha por la religión de Masaryc -presidente de Checoslovaquia, historiador, filósofo y científico- representó una anticipación profunda de los problemas de la democracia moderna, al considerar que la auténtica dificultad es mantener la conciencia personal en función “religiosa”, es decir independiente de las instituciones políticas y en condición de criticarlas y valorarlas desde el punto de vista de los valores y no solo de los intereses”.
 
La Trascendencia (con mayúscula), esto es, la relación intransferible con Dios, hace precisamente más viable la forja de la trascendencia (con minúscula), la buena relación con  los  otros.
 
Conciencia y trascendencia aportan las condiciones necesarias para que cada cual establezca los límites de su persona, sin necesidad de acudir al juez o al policía. Por todo ello la religión, incluso en su negación consciente y lúcida, es portadora de sentido a la vida, porque como constató Masaryc, “la cuestión religiosa es el problema del sentido de la vida personal al que nadie puede responder en nuestro lugar”.
Revolución moral, porque no todas las conductas sociales permiten el bienestar del país y el desarrollo personal. La idea de que es suficiente con ser racional y cumplir las leyes por el propio interés sin necesidad de ser virtuoso ha fracasado en razón de la propia naturaleza de las leyes, porque todas se nutren de fuentes morales. Basta que éstas sean erróneas para que la norma jurídica acabe perjudicando a la propia sociedad. Y también, porque el ciudadano cumple o no, de acuerdo a como ha educado su conciencia.
 
Joseph Raz, un liberal perfeccionista, que escribió, The Morality of Fredeedom, un título que es toda una  declaración de principios,  sostiene que “el objetivo  de toda acción política es permitir que los individuos persigan concepciones válidas del bien”. Esta es la nueva revolución moral que nuestro país necesita.
 
Porque “la vida autónoma sólo es valiosa cuando se dedica a perseguir proyectos y entablar lazos aceptables y valiosos. El principio de autonomía personal permite, incluso requiere, que los gobiernos creen oportunidades moralmente valiosas y eliminen las rechazables".
 
Raz considera y razona que la política debe fomentar la vida buena y su argumento resulta contundente: “¿Qué razones hay para pensar que es más fácil equivocarse respecto a la definición de vida buena que respecto a otra clase de consideraciones como el derecho a la libertad de expresión o la libertad de culto? Yo no veo razón alguna”. Aunque quizás sí que exista una razón: la del prejuicio ideológico que niega la posibilidad de construir el bien, la posibilidad de construir lo que es justo y necesario imponiéndose a la pulsión del deseo.
La cultura moral común a la sociedad  que debemos construir ahora, debe con toda certeza partir del pluralismo y la autonomía personal, y al tiempo, ha de promover promover las conductas que procuren vidas logradas y un país rico en capital social, porque apoyar formas valiosas de vida no es solo una cuestión de los individuos, sino de toda la sociedad y por tanto de su gobierno.
Finalmente, reforma social y política guiada por los principios anteriores, un objetivo que requiere una atención específica que dejo para otro día. 
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>