Rentas y educación

Cada vez es más patente la manipulación que se está haciendo con motivo del cambio que en el horario lectivo de los profesores se…

Cada vez es más patente la manipulación que se está haciendo con motivo del cambio que en el horario lectivo de los profesores se ha realizado en varias comunidades autónomas, que ha llevado a reducir el número de contrataciones de profesores interinos. Es comprensible la preocupación y desamparo de estas personas, muchas de ellas con familias a su cargo que se quedan sin trabajo.

Pero lo llamativo de esta situación es que de un hecho concreto, se pase a uno general, me explico: entiendo que se apoye a estas personas, pero de ahí a proclamar que lo que se pretende es favorecer a la enseñanza privada hay un trecho, y como dice el castizo es “pasarse varios pueblos”.
La inexistente confrontación entre enseñanza pública y privada a nivel social es una realidad, solo un sector de la sociedad y determinados sindicatos entienden que todos los servicios: educación y sanidad deben ser públicos y por tanto que el que quiera salirse del sistema debe pagarlo.
Esta manera de pensar, muy arraigada en determinadas ideologías, me recuerda unas declaraciones de un ministro, publicadas en la prensa, que aclara su opción a llevar a sus hijos a un colegio privado, diciendo que es cuestión de Renta. Es verdad, desgraciadamente la renta es la que hace que se pueda optar e impone sus reglas.
Estas mismas reglas exigen al Estado, salir deun sistema educativo de escuela única, y facilitar la libre elección de escuela. Para esto es necesario: acabar con la etiqueta privado-público: sólo hay un sistema educativo, en el que el Estado facilita a los padres el acceso a un centro asumiendo el coste estándar del puesto escolar, independiente de la titularidad del mismo y para fomentar el pluralismo facilita a la iniciativa social lacreación de centros escolares.
La “receta” debe llevar aparejado un objetivo, hacer un sistema educativo de calidad que permita que, en la práctica, esas desigualdades producidas por las rentas, por otro lado inevitables, no sea discriminatorio en el futuro.
Este sistema de organización escolar, ya introducido en países de nuestro entorno, no incrementa los costes de la educación, como está demostrado, pero si hacen el acceso a la enseñanza más igualitario, que en definitiva es la obligación del Estado.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>