Retroceso del número de alumnos matriculados en clase de Religión en los últimos 10 años, sobre todo en la ESO

El número de alumnos matriculados en la asignatura de Religión en España ha sufrido un significativo retroceso en los últi…

Forum Libertas

El número de alumnos matriculados en la asignatura de Religión en España ha sufrido un significativo retroceso en los últimos diez años, sobre todo en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO).

Una media entre los últimos datos de las Comunidades Autónomas publicados por el Ministerio de Educación y los facilitados por la Conferencia Episcopal Española (CEE) muestra que los alumnos de Primaria que han escogido la asignatura de Religión son 8,2 puntos porcentuales menos que en el 2000.

El porcentaje de matriculados en Primaria hace ahora diez años era del 86,5% y ahora es del 78,3%, según esa media entre las dos estadísticas, tal como se constata en la siguiente tabla, elaborada a partir de la información del Ministerio y de la CEE.

En el caso de los estudiantes de ESO, el descenso en el número de matriculados en materia religiosa es mucho más acentuado, con una caída de 13,9 puntos porcentuales en comparación con hace diez años.

Si hace una década se matricularon en Religión un 71,5% en Secundaria, ahora lo hace sólo el 57,6% de los alumnos.

EVOLUCIÓN ALUMNOS MATRICULADOS EN ASIGNATURA DE RELIGIÓN

EN ESPAÑA EN LOS ÚLTIMOS DIEZ AÑOS

Nivel

M. Educación

(1998-1999)

CEE

(1999-2000)

Media

Primaria

84,7%

88,2%

86,5%

ESO

71,3%

71,7%

71,5%

Nivel

M. Educación

(2008-2009)

CEE

(2009-2010)

Primaria

75,5%

81,0%0

78,3%

ESO

55,3%

59,8%

57,6%

Diferentes fuentes, datos homogéneos

Aunque las cifras estadísticas de matriculados en la asignatura de Religión que muestra el Ministerio de Educación son algo más bajas que las recabadas por la CEE, el orden de magnitud viene a ser el mismo, con lo que un promedio entre las dos dibuja una fotografía válida de la realidad estadística.

Por una parte, el Ministerio señala que el número total de escolares de Primaria creció un 4% en el decenio analizado, pasando de 2.562.785 alumnos hace diez años a 2.665.161 en el curso 2008-2009.

Al mismo tiempo, el número de alumnos que escogieron materia religiosa en Primaria descendió del 84,7% en el curso 1998-1999 hasta el 75,5% en el curso 2008-2009, es decir, 9,2 puntos porcentuales.

En cuanto a la ESO, donde hace diez años había 1.890.004 alumnos y ahora hay 1.813.572, el Ministerio habla de un 71,3% de matriculados en Religión en el curso 1998-1999 y un 55,3% en la actualidad, o sea 16 puntos menos.

El Ministerio añade que, en el conjunto de la educación básica, la demanda de Religión católica ha caído en algo más de medio millón de alumnos en un decenio, 158.483 en Primaria y 344.668 en ESO.

Las cifras que detalla la Conferencia Episcopal en cuanto al número de matriculados en Religión son algo más altas. Así, en Primaria hace diez años lo hicieron el 88,2% y ahora el 81%, 7,2 puntos menos.

Y en la ESO, según la CEE, en el curso 1991-2000 se matricularon el 71,7% y en el 2009-2010 lo han hecho el 59,8%, o sea 11,9 puntos porcentuales menos.

Perdida de religiosidad y laicismo del Gobierno

Ante estos datos, el profesor del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de la Universidad de Navarra, Francisco Domingo, destaca que se ha producido un descenso del espíritu religioso en la sociedad y, en cuanto a los padres, que no tienen un sentido cristiano ni autoridad suficientes para matricular a sus hijos en Religión cuando estos se resisten.

También lamenta las leyes que “debilitan de forma consciente” la institución matrimonial y la responsabilidad de los padres en la formación de sus hijos.

Sin duda, a la pérdida de religiosidad en la familia y en el conjunto de la sociedad, donde el hecho religioso no es ya un elemento vital, hay que sumar el conjunto de leyes laicistas puestas en marcha por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y por los diferentes gobiernos autónomos, que no han hecho otra cosa que poner trabas a la clase de Religión.

Así lo manifiesta también la secretaria de la asociación de profesores de Religión APPRECE, Emma González, quien lamenta que la religión confesional haya quedado “sin alternativa” en Bachillerato.

Los centros la sitúan a primera o última hora, asegura, lo que facilita que los alumnos no asistan. También denuncia la práctica “generalizada” de no ofrecer en ESO la “alternativa real” de Historia y Cultura de las Religiones, sino sólo la “debida atención educativa”.

Hazte socio

También te puede gustar