Riqueza y felicidad no siempre van de la mano en España, según un estudio económico

Un estudio del Departamento de Economía Internacional Estudios y Análisis Económico de ‘La Caixa’ sobre bienestar soc…

Forum Libertas

Un estudio del Departamento de Economía Internacional Estudios y Análisis Económico de ‘La Caixa’ sobre bienestar social, progreso económico y felicidad viene a demostrar que riqueza y felicidad no siempre van de la mano en España.

Según el artículo ¿Sirve el PIB para medir la felicidad?, publicado en el Informe Mensual’ de julio-agosto 2010 de esta entidad bancaria, la Comunidad Autónoma de Navarra ejemplifica el dicho de que ‘el dinero no da la felicidad pero ayuda’.

Tal como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir del Informe Mensual de ‘La Caixa’, los navarros aúnan un mayor PIB per cápita y el mejor nivel de satisfacción personal y felicidad de entre todas las CC.AA. españolas.

Tal como señala el estudio, “Navarra encabeza el ranking de bienestar social y superaría incluso el que le correspondería por su elevado PIB per cápita gracias a la buena salud de su población, al escaso número de hogares con dificultades y a su buena situación medioambiental”.

En el polo opuesto, Murcia y Andalucía están en el furgón de cola en cuanto a índices de felicidad y cifras de PIB per cápita en España.

No tan felices como aparentan

Sin embargo, el gráfico también nos muestra que esta relación entre dinero y felicidad no se ajusta a la realidad en el caso de algunas comunidades.

El bienestar de Madrid, por ejemplo, se sitúa por debajo de lo que le correspondería por su elevado PIB per cápita, “a causa del indicador de satisfacción laboral”.

Otro tanto le sucede al País Vasco, pero en este caso el motivo de estar en un índice de felicidad por debajo de lo que correspondería a su riqueza es que “resta mucho el componente medioambiental”, aclara el informe de la entidad bancaria.

Otras Comunidades Autónomas que están por debajo del grado de bienestar social que les correspondería en función de su PIB per cápita son Cataluña, Baleares, La Rioja o Canarias.

Cabe aclarar aquí que los datos que muestra el gráfico son el resultado de “comparar el PIB per cápita de las comunidades autónomas en España, todas ellas con niveles de riqueza relativamente elevados en una perspectiva mundial, y un indicador sintético de bienestar construido a partir de los criterios de Stiglitz, Sen y Fitoussi”.

Según el informe de ‘La Caixa’, este indicador incluye “seis dimensiones: salud, educación, trabajo, capital social, medio ambiente y seguridad. Para que sean comparables, los PIB per cápita regionales se han normalizado con los índices relativos de poder de compra”.

Pobres, pero contentos

También se puede ver en el diagrama que no siempre las comunidades con menor capacidad adquisitiva son las que tienen un nivel de bienestar social más bajo.

Así, Extremadura es el paradigma de esta supuesta contradicción al mostrar unos niveles de felicidad comparables a los de Madrid o el País Vasco. “su bienestar superaría el que le corresponde a su renta per cápita a causa del bajo número de delitos por habitante y de la poca contaminación”, aclara el estudio.

Los datos que muestra el gráfico, pues, advierten de que no siempre un mayor poder adquisitivo es sinónimo de felicidad. “El propio Simon Kuznets, el economista ruso-americano que concibió el sistema estadounidense de cuentas nacionales, previno en una ocasión al Congreso de su país sobre la inadecuación de utilizar el PIB para medir el bienestar de una nación”, concluye el estudio.

Hazte socio

También te puede gustar