Rompiendo el silencio, de Esperanza Puente

La aceptación social del aborto es uno de los signos más claros de la decadencia de nuestra sociedad. Shakespeare hace decir a uno de lo…

La aceptación social del aborto es uno de los signos más claros de la decadencia de nuestra sociedad. Shakespeare hace decir a uno de los personajes de Hamlet “Algo huele a podrido en Dinamarca”, dando a entender que todo el país estaba corrompido, pero nadie conocía la causa. Es un espectro, procedente del mundo de los muertos, quien revela al joven príncipe el crimen que todos desconocen. Vivir como si el drama de miles de niños que no llegan a nacer por voluntad humana, o de las madres que son impelidas a dejar de serlo, no existiera, no nos librarán de esa “cultura de muerte” en la que nos encontramos y que, progresivamente, lo va pudriendo todo.

Antes de escribir esta reseña he intentado, sin éxito, que se hicieran eco del libro algunos diarios. Ha sido inútil. Hay temas que no se tratan a la luz pública, porque resultarían demasiado escalofriantes y sacarían los colores a quienes se lucran con ellos.
Esperanza Puente nos habla del aborto, pero sobre todo de las mujeres que padecieron un aborto provocado. Ella rompe el silencio, porque como muchas madres, acorraladas por la presión social, y un engranaje de muerte que funciona demasiado bien, ha conocido el dolor que sigue a la supresión de un embarazo.
En el aborto la primera víctima es el niño, pero la mujer también lo es. La lectura de los testimonios que aquí se recogen nos ayudará a entender muchas situaciones difíciles y también a conocer el cinismo de tantas personas que mueven a abortar porque no aman nada.
Es bueno saber, también por la experiencia de otros, que el aborto no soluciona nunca nada; que acarrea desasosiego para las mujeres que interrumpieron su embarazo; que en no pocas ocasiones conlleva traumas y aísla a las víctimas.
El valor de este libro reside en su carácter testimonial. Esperanza Puente decidió abortar un día, pero también, como se pone de manifiesto en este libro, ha logrado rehacer su vida. Por eso el libro no sólo denuncia una lacra social, sino que también nos muestra el camino para que muchas mujeres, ya también hombres, recuperen la ilusión. También nos avisa de la importancia de acompañar a la mujer embarazada, que siempre es especialmente vulnerable. Es por ello un libro lleno de humanidad, que nos emociona al ponernos en contacto con una realidad tan sangrante, pero que nos muestra la luz que puede guiarnos.
Sin duda el aborto es uno de los mayores males de nuestro tiempo. No podemos ser indiferentes a él. Que este libro sea leído y difundido para que la vida de muchos niños y de sus madres se salve.
Esperanza Puente
Rompiendo el silencio
Libros Libres
Madrid 2009
174 páginas
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>