Rumanía decide proteger a la familia natural en su Constitución; Suiza, no

Una iniciativa ciudadana consigue dos millones de firmas rumanas para reconocer el matrimonio entre un hombre y una mujer. Un referéndum entre los suizos se queda a las puertas de esa definición constitucional

Dos millones de firmas rumanas para reconocer el matrimonio entre un hombre y una mujer Dos millones de firmas rumanas para reconocer el matrimonio entre un hombre y una mujer

Una iniciativa ciudadana en Rumanía ha conseguido, en tan solo un mes y medio, dos millones de firmas para impulsar una enmienda constitucional que proteja la familia natural, es decir aquella que está fundamentada en la unión entre un hombre y una mujer.

Aunque el objetivo era conseguir 500.000 firmas en los 6 meses que establece la legislación del país, las firmas recogidas hasta ahora ya suponen ¡el 10% de la población! Habrá que ver qué cifra se alcanzará cuando finalice el plazo el 24 de mayo.

Según informa InfoCatólica, Coalitia pentry Familie (Coalición pro Familia), la organización impulsora de la recogida de firmas, pretende evitar que el artículo 48 de la Constitución rumana sufra interpretaciones torticeras como ha ocurrido en España. Y así la redacción actual:

La Familia está fundada sobre el matrimonio libre entre los esposos, la igualdad de estos y sobre el derecho y el deber de los padres de garantizar el crecimiento, la educación y la instrucción de los niños.

Se transformaría en una exposición más inequívoca de lo que es una familia natural, especificando, porque visto lo visto es necesario, el término “esposos”:

La Familia está fundada sobre el matrimonio libremente consentido entre un hombre y una mujer, la igualdad de estos y sobre el derecho y el deber de los padres de garantizar el crecimiento, la educación y la instrucción de los niños
La propuesta: "La Familia está fundada sobre el matrimonio libremente consentido entre un hombre y una mujer"

La propuesta: “La Familia está fundada sobre el matrimonio libremente consentido entre un hombre y una mujer”

A diferencia de lo que ocurrió en Croacia, la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) no se traspondrá directamente en una propuesta de ley. Como ocurre en España, la propuesta deberá ser presentada por uno de los grupos parlamentarios actuales y aprobada tanto en el Congreso como en el Senado rumanos por mayoría cualificada de 2/3 previa ratificación en referéndum.

La Coalición pro Familia, que es intercofesional, (ortodoxos, católicos, griegos católicos, baptistas, pentecostales, incluso creyentes en el ateísmo), deberán demostrar que no sólo cuentan con el medio millón preceptivo.

El partido que asuma la defensa sabe que como ha ocurrido en Polonia o Hungría va a ser sometido a una brutal campaña por parte de la Unión Europea para torcer la soberanía popular. No se descarta que incluso amenacen con retirar los fondos estructurales.

Suiza se queda a las puertas

Por otra parte y aunque por una diferencia mínima, en el referéndum celebrado este domingo, 28 de febrero, en Suiza, el Partido Demócrata Suizo (PDC) se ha quedado a las puertas de proteger a la familia en la constitución.

En cualquier caso, la realización de la votación ya ha sido todo un éxito. El PDC había conseguido sortear todas las trabas que el activismo LGTB iba poniendo por el camino y aprovechando el democrático sistema suizo utilizó una iniciativa fiscal para reformar la constitución con un título bien sugerente: “Por el matrimonio y la familia – contra la multa matrimonial”.

Los suizos proponían una idea que va cogiendo fuerza en la zona occidental de Europa: ya que por la vía de los hechos el concepto matrimonial está disolviéndose, exigir que no se penalice a quien comparte los mismos derechos, pero no los mismos deberes, lo que denominaron la ‘multa matrimonial’.

El referéndum pretendía cambiar el artículo que decía:

Se garantizan los derechos al matrimonio y a la familia.

Con una nueva redacción:

El matrimonio es la relación a largo plazo y legalmente regulada entre hombre y mujer. A efectos fiscales, es una comunidad económica.
Cartel en defensa de la familia y el matrimonio natural en Suiza

Cartel en defensa de la familia y el matrimonio natural en Suiza

El resultado ha sido un ajustado: 49.2% a favor y 50.8% en contra, en el que han influido la conurbaciones de Zúrich, Ginebra, Basilea y Berna y la enorme campaña mediática en contra. La reforma no sólo debía ganar en términos de territorios –que lo hizo–, también debía ganar en términos absolutos de población.

A pesar del resultado, que la propuesta haya podido plantearse y que el margen haya sido tan ajustado plantea un nuevo escenario para la defensa de la familia en Europa.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>