¿Sabe el gobierno británico cuánto les cuestan los inmigrantes europeos?

El gobierno británico no quiere dar a conocer qué coste suponen los inmigrantes europeos para el estado de bienestar británico, pero no duda en afirmar que son una carga para el sistema

En los próximos meses se realizará un referéndum en Gran Bretaña para decir la continuidad o no en la UE En los próximos meses se realizará un referéndum en Gran Bretaña para decir la continuidad o no en la UE

El viernes la Unión Europea y el Reino Unido llegaron a un acuerdo para que en el referéndum que se realizará en los próximos meses sobre la continuidad o no de Gran Bretaña en la Unión Europea, David Cameron apoye mantenerse dentro de la Unión.

Las exigencias principales de David Cameron para llegar a un acuerdo fueron dirigidas principalmente en dos direcciones. Por un lado, restringir las prestaciones para trabajadores comunitarios y sus hijos y por otro lado, permitir que el Reino Unido no se tenga que comprometer a trabajar para formar parte de la Unión Económica y Monetaria Europea en un futuro.

Uno de los debates que tendrá un mayor impacto a la hora de decidir si salir o no de la UE por parte de los británicos será la consideración del coste que tienen los inmigrantes comunitarios para los contribuyentes anglosajones, pero esta información sobre el coste no está disponible.

A modo de ejemplo, el pasado 4 de febrero en el Parlamento Británico, el diputado laborista Lord Beecham preguntó al Ministro del Tesoro Lord O’neill “¿Cuáles son los beneficios anuales que paga el Reino Unido a los inmigrantes de la Unión Europea? ¿Cuál es la contribución de estas personas en el estado de bienestar a través del impuesto sobre la renta y el IVA? “La respuesta del ministro fue clara:” La información no está disponible”.

Así pues nos encontramos ante un debate no provisto de cifras oficiales y que por tanto puede derivar en un debate poco serio.

La existencia de algunos datos sobre el coste de los inmigrantes

Ahora bien, sí existen datos disgregados que pueden ayudar a dar una visión más o menos completa del coste de los inmigrantes para el Reino Unido.

Según el Departamento de Trabajo y Pensiones británico, en 2014, de los 5 millones de personas que pidieron ayudas públicas, sólo 114.000 personas eran inmigrantes de la UE, es decir, el 2,2% del total. Igualmente, en un estudio publicado en el año 2013, este mostraba como entre los años 2000 y 2011 los inmigrantes provenientes de la Unión Europea habían contribuido un 34% más en impuestos que en beneficios recibidos por parte del Estado. En cambio los británicos, durante este mismo periodo contribuyeron un 11% menos en impuestos que en beneficios públicos recibidos.

En noviembre del pasado año, el mismo Ministerio de Trabajo y Pensiones británico, publicó un estudio donde estimaba que entre el 37% y el 43% de los inmigrantes europeos que hace menos de 4 años que se encuentran en el Reino Unido, es decir, entre 195.000 y 235.000 de los 525.000 inmigrantes europeos que hay en el país, recibían algún tipo de beneficio por parte del estado. Estas cifras han servido como argumento para aquellos que reclaman precisamente que los inmigrantes reciben demasiados recursos del estado y que por lo tanto hay que salir de la UE para que estos inmigrantes dejen de percibir tantas ayudas sociales. Pero los números que aparecen en este trabajo son confusos y cuestionables.

David Cameron primer ministro británico hará campaña para quedarse en la UE después de llegar a un acuerdo con los líderes europeos

David Cameron primer ministro británico hará campaña para quedarse en la UE después de llegar a un acuerdo con los líderes europeos

Primeramente, el hecho de presentar un rango de 6 puntos porcentuales, es decir, una diferencia de 40.000 personas que reciben transferencias públicas, es una diferencia importante que denota una cierta falta de concreción en el trabajo. Además, la forma en cómo se presentan los datos y la descripción de la metodología utilizada hace difícil verificar los números. La fuente de donde se han obtenido los datos para poder realizar el estudio, HM Revenue & Customs (HMRC), también hace generar dudas, ya que esta base incluye también como familias inmigrantes todas aquellas donde únicamente un miembro de la pareja sea inmigrante. Por lo tanto, se incluye todos aquellos británicos casados ​​con un inmigrante europeo. Esta tipología de pareja supone el 7% del total en el Reino Unido. Como consecuencia, este estudio ha generado muchas preguntas entre periodistas, académicos y políticos para conocer más a fondo los detalles del trabajo. Ante estas peticiones el Ministerio ha contestado que no pueden dar más detalles sobre el informe.

En conclusión, nos encontramos en un momento clave para la historia de la Unión Europea, el viernes David Cameron y los líderes de la UE llegaban a un acuerdo, asegurándose así los responsables europeos que el primer ministro británico hará campaña a favor de quedarse en la Unión. Ahora bien, que uno de los principales argumentos del debate a favor o en contra de la salida de la UE sea cuando cuestan los inmigrantes a los contribuyentes británicos, y que no se tenga ninguna información completa ni directa sobre este tema por parte de las autoridades británicas, hace generar muchas dudas sobre la transparencia del gobierno británico y su interés o no en facilitar unos datos que permitirían generar un debate serio, lejos de la demagogia y el populismo en el que puede caer la discusión sobre la salida o no de la UE.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>