Saber de todo y opinar de todo

Saber de todo y opinar de todo, hoy se da con demasiada frecuencia, es insensato del todo. Por más que nuestros teléfonos nos ayuden a consolidar en directo nuestra erudición superficial o de apariencia, son incapaces de llenar los agujeros -o cráteres- en tantísimos asuntos. En especial, en aquellos que sean objeto de algún estudio reposado.

No se deduce de esto que tengamos que limitarnos a los comentarios de ascensor. De lo que se trata es de evitar pontificar sobre cuestiones que se desconocen, o al menos de hablar de ellas con la prudencia, naturalidad y mesura que impone la falta de dominio completo de las mismas, lo contrario de lo que sucede hoy, en que nos hemos convertido, además de seleccionadores de fútbol y abogados, en los más diversos expertos sobre lo humano y lo divino.

No hablo aquí de quienes poseen una vasta cultura, que son los que por regla general limitan su aparato verbal a lo imprescindible, precisamente por su alta preparación y conocimientos. Me refiero más bien al lenguaraz de la mesa de al lado que no deja de ilustrarnos sobre su ignorancia, al charlatán presuntuoso que todos conocemos y que monopoliza la conversación a golpe de noticias extraídas de revistas de divulgación, o a quien sufre de indigestión de información por internet y tiene dificultades para discernir lo que es importante y lo que es un camelo.

Cualquier asunto, hasta el más prosaico, por descontado que es susceptible de ser tratado con método científico, aunque nos sirva también para mantener amables veladas con los amigos. Lo que no parece normal es hacerlo con temas complejos y mucho menos con ínfulas pedantes, por más que en el último Reader’s Digest haya salido sobre ellos un bonito reportaje a todo color.

Lo dejó dicho de forma insuperable Groucho: “es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>