Sacerdote mexicano celebra misa con chaleco antibalas

Todo vale con tal de expulsar a los caballeros templarios de Michoacán (un grupo criminal surgido a fines de 2010 como una escisión de L…

Todo vale con tal de expulsar a los caballeros templarios de Michoacán (un grupo criminal surgido a fines de 2010 como una escisión de La Familia Michoacana). Este es el lema del padre Gregorio López, vicario de Apatzingán (México), el cual no cesa de hacer actos religiosos como rezar el rosario o celebrar una misa enfundado con su chaleco antibalas para pedir apoyo a las autoridades a cambio de que éstas hagan su trabajo y neutralicen a los criminales.

En una entrevista concedida a El Universal.com, el sacerdote pide que se capturen a los líderes de las bandas para así poder felicitar al presidente del país, Enrique Peña: "Le beso los pies el día que me tenga en la cárcel a Nazario Moreno, a Enrique Plancarte Solís y a Servando Gómez Martínez”, ha asegurado que le dirá cuando esto suceda.

Rezo del rosario para animar a los fieles

Según el periódico El Universal, el padre López sufrió un atentado, pero las fuerzas federales abatieron a cinco presuntos delincuentes. El sacerdote afirma que este intento de matarle tuvo lugar el sábado 17 de enero, aunque no dio más datos al respecto. Se cree que esta actuación es debido a sus declaraciones en contra del crimen organizado que opera en Apatzingán, uno de los 27 municipios que integra la zona de Tierra Caliente.

El sacerdote, lejos de mantenerse aislado de lo que sucede en su diócesis, ha diseñado toda una estrategia para "reivindicar la credibilidad de las fuerzas federales" y devolver la seguridad el estado más conflictivo de México en estos momentos. "Quiero hacer que la comunidad despierte, crea, confíe. Pero la cuestión es ésta, muy delicada, porque si no (cumplen las autoridades) entran los comunitarios (las autodefensas). Si no dan pruebas fehacientes, entran los comunitarios", ha indicado López.

Para este religioso mexicano, la cooperación de los ciudadanos y las autoridades es fundamental para resolver este conflicto, por eso les ha invitado a utilizar la “mejor arma que tenemos que es el rosario" y "levantar la mano al unísono". Además, pidió a la ciudadanía dar un voto de confianza a los policías federales y "denunciar a todo delincuente". "Basta de vivir bajo el miedo, no más robos, extorsiones y amenazas (…) Apatzingán no quiere ‘templarios’", no quiere autodefensas, "quiere comunidad", ha sentenciado.

López también ha señalado a los policías municipales que fueron relevados de sus funciones el martes pasado, a quienes ha acusado de secuestrar y extorsionar al pueblo. Este sacerdote habla con conocimiento de causa pues lleva más de dos años trabajando en la Tierra Caliente de Michoacán, una región de México donde en los últimos meses se ha recrudecido la violencia.

No obstante, por este mismo conocimiento es también capaz de asegurar que aunque presiente que la gente que estaba "desmoralizada, apocada, achicada", que era "pusilánime, cobarde, mediocre" y "tibia" está recobrando la valentía y está ahora más comprometida con la comunidad.

Una estrategia contra la delincuencia

Los grupos de autodefensa que han proliferado frente a los criminales se han ganado el respeto de muchos, pero a la vez el recelo del Gobierno federal, que esta semana les pidió que dejen las armas y pongan en sus manos el restablecimiento del orden.

Gregorio López cree que un cambio es posible y por ello quiere crear un Consejo Ciudadano Responsable de Impulsar un Sano Tejido del Orden Social (CCRISTOS) integrado por "cien ciudadanos de altísimo nivel de credibilidad".

El consejo se dedicará "a poner en la balanza a cada ciudadano que va a vivir aquí, empezando por el presidente municipal (alcalde). Si es digno de crédito que se quede, y lo defendemos. Pero si no pasa del 51 % (de votos del consejo), tiene que irse", ha explicado.

La violencia en la zona también hizo que hace pocos días el Obispo de Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez, animara a los fieles de su diócesis a no perder la esperanza ante los hechos de violencia ocurridos en días pasados que han dejado a la comunidad “hundida en el miedo y la zozobra”.

Hazte socio

También te puede gustar