Salvador Espriu

Al cumplirse el centenario del nacimiento de Salvador Espriu, la Generalitat de Cataluña, ha designado el año 2013 como el "A&ntild…

Al cumplirse el centenario del nacimiento de Salvador Espriu, la Generalitat de Cataluña, ha designado el año 2013 como el "Año Espriu", haciendoun conjunto de actos para dar a conocer este hombre tan singular y emblemático para las letras catalanas. No voy a hacer en este comentario, un análisis literario de su obra, sino más bien, un análisis de su circunstancia.

Acercarse a la personalidad de este gigante de nuestra literatura, exige sumergirse en su historia vital, su entorno y sus vivencias. Hijo de una familia acomodada, su padre era notario, tuvo una infancia marcada por la muerte de dos de sus hermanos, y un sarampión con posteriores complicaciones, le dejó una salud precaria de por vida.Después vivió en primera persona el drama de la guerra civil. Como el mismo Espriu indica, su familia fue mal vista por los dos bandos del conflicto. Por el sector franquista, eran tildados de republicanos y catalanistas. Por el sector republicano, eran vistos como una familia acomodada de un notario del ensanche de Barcelona, y por tanto enemiga del pueblo. Así de injusto y ligero era el juicio que ambos bandos hacían de esta familia. Esto, marcó la personalidad de Espriu, que presentaba exteriormente un aspecto sufriente y reservado, pero que encerraba en su interior el temple de un luchador incansable en favor de la paz y del diálogo.
Espriu vivía en la derecha del ensanche. Calle Lluria, calle Diputación, el despacho de Paseo de Gracia… eran los barrios don él transitaba. Esos son también mis barrios, por ese motivo lo veía con frecuencia por la calle. Era un hombre humilde y austero. Siempre aquella gabardina y aquella bufanda que llevaba hasta el borde del verano. Yo leía entonces, su obraLa pell de brau, que me gustó muchísimo por la profundidad de su contenido. Un día me lo encontré por la calle, y no pude resistir la tentación de saludarle y felicitarle por aquel libro que yo leía por las noches antes de dormir. Con su proverbial laconismo, pero con un punto de ironía me contestó:"Celebro que se duerma con mis escritos… a mí me pasa al revés… mis escritos no me dejan dormir".
La espiritualidad de Salvador Espriu, bascula, como el mismo dice entre "la noche de la fe, y la fe de la noche" y como decía en una carta al prior del Monasterio de Montserrat, Mauro M. Boix, en donde afirma: "yo no puedo hacer una declaración confesional, pero tampoco he hecho ni haré nunca una declaración anticonfesional… estoy entre los indecisos…me llamo agnóstico por humildad, pero tengo una manifiesta preocupación religiosa".
A lo largo de la década de los 60, ocurre algo inesperado y nunca deseado por Espriu: la popularidad.Espriu se transforma en el símbolo de las reivindicaciones de Catalunya y pasa a ser la voz de su pueblo. Esta obertura al gran público, se produce por dos canales.La adaptación al teatro de sus obras a través del director teatral Ricard Salvat, y la adaptación de sus letras en las canciones de Raimón.
Durante el franquismo, Espriu, aunque no intervino de una forma directa en la lucha clandestina, ofreció su apoyo como firmante en el manifiesto contra las torturas a los mineros de Asturias por parte de la policía. También ofreció su apoyo a la Asamblea de Cataluña. Por esta razón, su correspondencia quedó bajo control policial.
Este era el perfil de Salvador Espriu, un hombre que sufrió los rigores de la guerra, y se manifestó siempre inequívocamente en favor de la paz, el entendimiento entre las personas y los pueblos, y estuvo siempre en contra de toda forma de opresión y de dominio.
Durante este año 2013, tendremos ocasión de conocer un poco mejor a Salvador Espriu, con las distintas actividades, exposiciones, representaciones teatrales… con el fin de difundir su obra y reimpulsarsu lectura. Una de las iniciativas es la llamada "Frase del dia", en el que se expone un pequeño fragmento para su análisis y reflexión. Me quedo con esta última que ha salido que dice lo siguiente: "Hagamos toda nuestra parte, para que el mundo sea menos violento, y la convivencia entre las personas y los pueblos sea mas justa y agradable". Por mi parte solo puedo decir: que así sea.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>