Hay que salvar la “gran coalición”

La retirada de Martin Schulz de la presidencia del Parlamento Europeo, en virtud de un acuerdo por el que un popular debería ocupar ahora su cargo, ha provocado una crisis en el peor momento posible. La alternancia se ve complicada paradójicamente por el que ha sido uno de los grandes logros de Schulz, con su contribución a democratizar las instituciones comunitarias, haciendo recaer la presidencia de la Comisión en el cabeza de lista del grupo más votado. Ese fue el Partido Popular. Pero los conservadores, con el mayor grupo de la cámara, cedieron la presidencia durante la primera mitad de la legislatura a los socialistas, que ahora protestan porque Parlamento, Comisión y Consejo Europeo recaerán en el mismo partido. La tensión ha ido peligrosamente in crescendo.

Con el Brexit a punto de ejecutarse, una relación que no se presume fácil con EE.UU. y complicados procesos electorales en Holanda, Francia y Alemania, la ruptura de la gran coalición, vigente de facto hoy en Europa, solo da alas al populismo.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>