San Juan Bosco y nuestra relación con los hijos

A travésde Felipe Aquino, en Aleteia,me han llegado estos importante criterios para los padres de hoy, que están, o han de estar, preocu…

Forum Libertas

A travésde Felipe Aquino, en Aleteia,me han llegado estos importante criterios para los padres de hoy, que están, o han de estar, preocupados y sensibilizados por:

· “La educación, la formación, las amistades, el estudio, el tiempo libre y los juegos o aficiones de sus hijos”.

Los criterios o consejos vienen de San Juan Bosco (1815-1888) que fue un santo sacerdote, educador y escritor italiano del siglo XIX, fundador de la Congregación Salesiana y la Asociación de María Auxiliadora. Muy conocido en España. Su prestigio como sacerdote y como educador de los jóvenes de la calle y de los jóvenes necesitados o en riesgo, le valieron el respeto y la admiración de las autoridades civiles y religiosas de su tiempo. Fue declarado Santo por el papa Pío XI el 1 de abril de 1934.

Estos son sus valiosísimos e importantísimos consejos para que los padres comprendan que tienen que procurar querer y establecer una más: viva, eficaz e intensa relación con sus hijos:

1) Valora a tu hijo.

· Cuanto se siente respetado y estimado, el joven progresa y madura.

2) Cree en tu hijo.

· Incluso los jóvenes “difíciles” tienen bondad y generosidad en el corazón.

3) Ama y respeta a tu hijo.

· Muéstrale, claramente, que estás a su lado, míralo a los ojos.

· Nosotros pertenecemos a nuestros hijos, no ellos a nosotros.

4) Elogia a tu hijo siempre que puedas.

· Sé sincero: ¿A quién de nosotros no le gusta un elogio?

5) Comprende a tu hijo.

· El mundo hoy es complicado, rudo y competitivo. Cambia cada día. Procura entender esto.

· Tú sabes lo que él necesita de ti; él espera un gesto tuyo.

6) Alégrate con tu hijo.

· Mucho más que nosotros, los jóvenes son atraídos por una sonrisa.

· La alegría y el buen humor atraen a los niños como la miel.

7) Acércate a tu hijo.

· Vive con tu hijo.

· Vive en medio de él.

· Conoce a sus amigos.

· Procura saber dónde va, con quien está.

· Invítalo a traer a sus amigos a tu casa.

· Participa amigablemente de su vida.

8) Sé coherente en tu vida y con tu hijo.

· No tenemos derecho a exigir de nuestro hijo actitudes que no tenemos.

· Quien no es serio, no puede exigir seriedad.

· Quien no respeta, no puede exigir respeto.

· Nuestro hijo lo ve todo esto, tal vez porque nos conoce mejor que nosotros a él.

9) Prevenir es mejor que castigar a tu hijo.

· Quien es feliz no siente necesidad de hacer lo que no es correcto.

· El castigo duele. El dolor y el rencor te alejan y separan de tu hijo.

· Piensa: dos, tres, siete veces, antes de castigar. ¡Y si lo haces! Nunca con rabia. ¡Nunca!

10) Reza con tu hijo.

· La religión necesita ser alimentada.

· Quien ama y respeta a Dios amará y respetará a su próximo.

· “Cuando se trata de educación, no se puede dejar de lado la religión”.

Esto es lo que nos dice San Juan Bosco, el hombre que quizás supo amar más y mejor a los jóvenes. Los amaba a través de Jesucristo, su pastor y guía.

Conociendo desde hace muchos años, 1976, la figura y la doctrina de este Santo, no conocía sin embargo este valiosísimo, entiendo yo, documento en el cual queda perfectamente reflejado lo que unos padres pueden y deben hacer por sus hijos. Yo, como educador y como padre, he quedado fascinado por la maestría educadora de este hombre de Dios y de este hombre que se entregó plenamente a los jóvenes.

Este artículo, que he escrito con todo cariño, quiero dedicarlo al Papa Francisco que en estos días ha visitado Turín: para rezar ante la Sábana Santa y para expresar también su agradecimiento a la fundación salesiana; pues, en un momento determinado de la vida de Francisco, un salesiano misionero tuvo mucha importancia en su vocación, según él mismo cuenta. Y para terminar quiero indicar que San Juan Bosco nació en esta ciudad y allí realizó su extraordinaria labor con los jóvenes.

Hazte socio

También te puede gustar