Santa Rosa de Lima, patrona del Perú, América y Filipinas

El 23 de agosto se celebra la fiesta universal de la primera Santa de América

Hoy, 23 de agosto, se celebra la fiesta universal de Santa Rosa de Lima, la patrona de las Américas, Filipinas y Perú. Además, el día 30 de este mismo mes se celebra su fiesta en el Perú y en otros países. Santa Rosa de Lima es la primera Santa de América, gracias a su devoción para servir a los pobres y a los enfermos: “cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús”.

Isabel Flores de Oliva fue bautizada el 25 de mayo de 1586, y aunque su nombre real no era Rosa, solían llamarla así debido a su gran belleza y a su semejanza con dicha flor, y solamente sus parientes se dirigían a ella como Isabel (nombre en honor a su abuela materna). Isabel Flores de Oliva nació en Lima (Perú), y fue confirmada por el arzobispo de la ciudad, el que después sería San Toribi de Mogrovejo.

Desde muy joven tuvo una vida austera y piadosa, ayunando 3 veces por semana, y al darse cuenta que los hombres se fijaban en ella, se cortó la melena para ser menos atractiva, y contradiciendo la voluntad de sus padres, se desfiguró la cara restregándose la piel con pimienta. Pronto empezó a tener visiones, revelaciones y a escuchar voces que la incitaban a consagrar su vida a Dios. Pasaba largas horas contemplando el Santísimo Sacramento, que recibía diariamente. Se inició en la oración mental desde niña, y a partir de los doce su oración fue siempre una contemplación mística unitiva. Con la ayuda de su hermano Fernando construyó una ermita en un rincón del huerto de su casa donde oraba y realizaba sus mortificaciones. Allí tenía experiencias místicas que podían durar de jueves a sábado.

También en contra de la voluntad de sus padres, hizo voto secreto de castidad, hizo abstinencia perpetua de carne y dedicaba el tiempo a realizar obras de caridad, ayudando enfermos y necesitados de la comunidad. Los traía a su casa y los cuidaba. También se dedicó en cuerpo y alma a rezar por la evangelización de indios y negros, y recogía limosnas para que pudieran formarse seminaristas pobres.

Santa Rosa de Lima ayudaba a su familia bordando y conreando flores, que después vendía al mercado, mientras que por las noches oraba y hacia penitencia en una cueva, hasta llegar al punto que solamente salía de ella para recibir la comunión.

Al principio se negaba, por humildad, a adoptar el nombre de Rosa, hasta que la Virgen completó su nombre llamándola “Rosa de Santa María”. Con su confirmación, en 1597, tomó definitivamente el nombre de Rosa, y en 1602 obtuvo el permiso para entrar en un convento del Orden de Santo Domingo (para imitar a Santa Catalina de Siena, su maestra espiritual), aunque no había pagado del todo su dote. A los 20 años ya tomó el hábito como terciaria e hizo el voto de virginidad perpetuo.

En 1615 un grupo de piratas intentó atacar la ciudad de Lima, pero cuando estaban en el puerto de Callao, Santa Rosa y otras mujeres fueron a la Iglesia de la Virgen del Rosario para rezar ante el Santísimo Sacramento, y la Santa puso su cuerpo delante del sagrario para protegerlo. A los pocos días murió el capitán, y los piratas se alejaron de la zona. Todo el pueblo atribuyó este milagro a Rosa.

Durante 11 años vivió una vida de penitencia hasta el día de su muerte, el 24 de agosto de 1917, tal como ella mismo predijo. Ante los sufrimientos, la Santa, de 31 años de edad, rezaba: “Señor, auméntame los sufrimientos, pero auméntame en la misma medida tu amor”. Toda la ciudad asistió a su funeral, sabiendo que había muerto una santa, incluso las autoridades eclesiástiacs, políticas y el virrey. Su tumba se encuentra en el convento de Santo Domingo de Lima.

Beatificación de Santa Rosa

Santa Rosa de Lima fue beatificada por Clemente IX el 15 de abril de 1667, y canonizada el 12 de abril de 1671 por Clemente X. Fue la primera persona americana proclamada como Santa, y el mismo Papa la declaró patrona principal de América, Filipinas e Indias Occidentales. Inicialmente se celebraba su fiesta litúrgica el 30 de agosto, ya que el 24, aniversario de su muerte, era la fiesta de San Bartolomé apóstol, pero en la reforma de 1969, Pablo VI la trasladó al día 23. Aun así, el Perú y otros lugares de Hispanoamérica se continúa celebrando el día 30.

Conservación de su casa en Lima

Actualmente aún se conserva su casa de Lima, la habitación en que nació se ha convertido en un oratorio, y la pequeña ermita dónde oraba, construida en la huerta de su casa y ayudada por su hermano Fernando, también se conserva. Así como la dependencia donde ella acogía a los necesitados.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>