#ScotlandYes? Oh wait!

Hay periodistas que confunden la realidad con su Time Line. Es decir, que las opiniones de su entorno reflejado en Twitter constituye su marco mental….

Hay periodistas que confunden la realidad con su Time Line. Es decir, que las opiniones de su entorno reflejado en Twitter constituye su marco mental. La excitación de la red les obnubila la vista y empiezan a hacer comparaciones y proyecciones de sus deseos y las creencias de la gente que los rodea o con quien interaccionan en la red.

No todo el mundo envía fotos por WhatsApp, ni desliza el dedo sobre un iPhone, ni tuitea ni opina en Facebook. El referéndum en Twitter lo ganó el ‘Sí’, pero la auténtica ‘voluntad del pueblo’ dijo ‘No’. Esta es la realidad, guste más o menos, favorezca más o menos a Cataluña.

Este jueves 18 de septiembre han votado nada menos que el 84% de residentes en escocia de más de 16 años. De poco ha servido contar los mensajes del #ScotlandDecides, #ScotlandYES, etc. Tampoco ha resultado ser fiable la vinculación de una alta participación con la movilización del ‘Sí’.

Vilaweb explicaba que debido a la geografía y clima escocés, algunos votos se transportarían en helicóptero o en barco. Esto indica la diversidad social de un país concentrado en las ciudades de Glasgow (independentista) y Edimburgo (unionista) pero con una dispersión notable de la población. Para salir de dudas es muy esclarecedor el mapa de la votación final (The Guardian) casi todo color rojo unionista. Refleja la contundencia del resultado a pesar de la aparente igualdad de los porcentajes 55% – 45%. Ayuda también ver el diferencial de votos: 2 millones vs 1,6 millones (400.000 votos de diferencia).

A parte del choque realidad vs expectativas, sorprende la lectura que hacen algunos que han metido la pata estos días. Los mismos que se esperaban la victoria independentista ahora dicen que ha sido un éxito de Salmond porque las encuestas le daban un 30% hace sólo unos meses. Como ocurre en casi todas las elecciones, también hay quien gana sea cual sea el resultado. Algunos independentistas catalanes ahora dicen que el ‘No’ beneficia Cataluña cuando se han desgañitado a favor del ‘Yes’. Mi percepción es que ahora, muchos de los que fueron a la manifestación de la Diada se han dado cuenta de que sí, que eran muchos (dicen que 1millón) pero perciben una mayoría silenciosa que puede manifestarse el día de las urnas y zarandear y hacer añicos este mundo que están dibujando algunos medios. ‘La voluntad del pueblo’ es la que se expresa en las urnas y no la que encabeza un cartel electoral. Esta creo que es la lección que podemos sacar de Escocia. España tiene que sacar otra: la democracia y la legalidad no siempre van de la mano, déjenos votar y a lo mejor el resultado les gusta.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>