Se duplicarán el numero de millonarios en España

El estudio realizado por Credit Suisse, dirigido a conocer el mercado de productos de lujo, señala que en España se multiplicará …

Forum Libertas

El estudio realizado por Credit Suisse, dirigido a conocer el mercado de productos de lujo, señala que en España se multiplicará el número de millonarios. El informe señala también otro dato, este mejor conocido, como es el de la progresiva degradación de la clase media. Esto es una consecuencia evidente de la crisis, pero, para decirlo con exactitud, no solo de ella ni empieza con ella.

Desde hace años, en España, al igual que en el resto de Europa, se está incrementando la desigualdad social. Pero, hay una diferencia muy importante. En nuestro país es donde ha crecido más. Utilizando el índice de Gini, que es una forma generalizada de medir la desigualad, España ya es el país más desigual de toda la Unión Europea. Lo peor de todo es que esta tendencia no va a modificarse ni tan siquiera si la crisis económica empieza a remitir, porque ya hemos dicho que los mecanismos que la impulsan son previos y mucho más profundos.

Una razón de esta circunstancia hay que buscarla en el deficiente sistema fiscal español. Desde ForumLibertas.com venimos reiterando una y otra vez esta cuestión porque pensamos que es básica, y constatamos con sorpresa que no está ni en la agenda política ni en la agenda mediática. El sistema fiscal que aplicamos, al igual que la política regional, están absolutamente obsoletos, tanto que nos hacen navegar en sentido opuesto al que necesitamos. Los últimos datos de FEDEA lo indican claramente: entre 2007 y 2011 en Europa los ingresos fiscales por parte del Estado se han mantenido estancados o han crecido un poco. En Alemania, el mejor de todos, creció un 1%; en Francia, un 0,8%; en Italia, un modestísimo 0,1%. Para la Unión Europea de los Quince el crecimiento fue nulo, pero es que en España disminuyó un 6%. La caída de la crisis, y esto los técnicos de Hacienda están cansados de decirlo, no explica este retroceso tan brutal, sino la existencia de agujeros fiscales y la inadecuación del conjunto del modelo que aplicamos.

Como esto es así, la carrera es interminable y cada vez nos ahoga más. Hay que reducir el déficit y se reduce el gasto; pero, como todavía se reducen más los ingresos, el déficit no disminuye y vuelta a empezar con un nuevo golpe de tuerca. A pesar de ello, el Gobierno de Rajoy, impasible el ademán, no encara la necesaria reforma fiscal. Es un suicidio colectivo, y constituye una prioridad absoluta que esta cuestión se resuelva. Primero, para mejorar los ingresos; segundo, para que la fiscalidad juegue a favor del ahorro y de la economía productiva; y, tercero, para acabar con esta vergüenza de la desigualdad creciente, donde se multiplican los multimillonarios como setas mientras que la base de la sociedad, que es la clase media, cada vez se depaupera más.

Hazte socio

También te puede gustar