¿Se recuperará España a partir de 2010?: Las previsiones de Bruselas siembran dudas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero acaba de anunciar por sorpresa, con uno de esos golpes de efecto a que nos tien…

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero acaba de anunciar por sorpresa, con uno de esos golpes de efecto a que nos tiene acostumbrados, una batería de supuestas medidas de apoyo a las familias y de fomento del empleo para hacer frente a la crisis.

Sin embargo, no son pocos los expertos que califican estas medidas de simples moratorias para el endeudamiento de los hogares y de ‘parche’ que no frenará el incremento del paro, que alcanza su nivel más alto en 12 años (2.818.026 personas) tras subir en octubre en 192.658 personas. El desempleo afecta ya al 12,28% de la población activa, según informa el diario La Gaceta.

De nuevo la improvisación es la nota característica de un presidente del Gobierno que intenta así desviar la atención de las previsiones de Bruselas, que anuncian recesión generalizada para las economías del continente y muy en particular para la española.

La Comisión Europea augura tres trimestres negativos para el crecimiento económico español y, después, un estancamiento del crecimiento entre el 0,1% y el 0,2% hasta diciembre de 2010. Asimismo, prevé que el desempleo en España alcanzará el 15,5% para esa fecha.

Con este escenario a la vista, cabe preguntarse si conseguirá España levantar el vuelo de la recuperación económica en 2010, algo que el Gobierno da por hecho, o si, por el contrario, la economía permanecerá estancada, como parece indicar la previsible evolución a partir de los datos de Bruselas.

Desviar la atención

Zapatero anunció su paquete de medidas este lunes, 3 de noviembre, sin haber hablado antes con la oposición y los sindicatos, y sin llevarlas primero al Parlamento, como hubiera sido de esperar. Estas son sus propuestas más importantes:

– Los parados podrán aplazar el pago de la mitad de la cuota de la hipoteca desde enero de 2009 hasta diciembre de 2010.

– Los titulares de cuentas ahorro vivienda que expiren en 2006, 2007 o 2008 podrán retrasar la adquisición del piso hasta el 31 de diciembre de 2010.

– Se anticipa el cobro de la deducción por adquisición de vivienda. Los beneficiarios podrán acogerse a una rebaja de hasta dos puntos de la retención del IRPF.

– Los propietarios que hayan comprado una vivienda entre 2006 y 2008 tendrán hasta finales de 2010 para vender la residencia habitual para deducirse plusvalías.

– La contratación de desempleados con responsabilidades familiares está bonificada con 1.500 euros al año.

– Los parados podrán capitalizar hasta el 60% de las prestaciones por desempleo para iniciar una actividad empresarial.

De esta manera, con su anuncio a bombo y platillo, el presidente pretendía ‘tapar’ las malas noticias que llegaban al mismo tiempo desde Bruselas con respecto a lo que ya es una recesión y con el incremento disparado del paro, precisamente los dos indicadores que muestran el alcance real de una crisis y que más afectan a los ciudadanos.

La recuperación en 2010, más que dudosa

De hecho, con los datos de la Comisión Europea en la mano, no es aventurado decir que las posibilidades de España para iniciar una pronta recuperación económica a partir de 2010 son, como mínimo, muy cuestionables.

Si tenemos en cuenta que en España para tener posibilidades de generar empleo se ha de crecer por encima del 2,5% del PIB, y que el crecimiento económico español previsto por Bruselas para diciembre de 2010 es del 0,2%, todo parece indicar que la recuperación española será más lenta de lo deseable.

A diferencia de España, otros vecinos europeos no guardan una relación tan evidente entre el crecimiento del PIB y las cifras de desempleo. Ahí tenemos el ejemplo de Italia, esa Italia sobre la que Zapatero ironizaba al afirmar que, en crecimiento, “hemos superado la media europea y a Italia, cosa que deprime mucho al primer ministro Berlusconi”.

Mientras la previsión del PIB italiano para este año es crecimiento cero, su tasa de desempleo es del 6,8%. Si comparamos esta situación con la prevista para España, con un crecimiento para este año del 1,3% y una tasa de paro del 10,8% (ya superada), la broma de ZP a Berlusconi tiene muy poca gracia.

Aunque con un contraste menor, también la media de estas tasas en la Zona euro son bastante más optimistas que las de España, ya que su previsión de crecimiento para 2008 es del 1,2% mientras que la tasa de paro es del 7,6%, muy alejada de ese 10,8% de España.

Al mismo tiempo, la mayoría de medidas anunciadas por Zapatero tienen fecha de caducidad: precisamente 2010. Por tanto, el presidente del Gobierno viene a coincidir con las previsiones de la Comisión y, de esa manera, acaba dándoles la razón, a pesar de que el mismo lunes intentaba restar importancia a esas previsiones.

Los ‘lapsus’ de Zapatero

Zapatero recordó que los augurios de Bruselas durante los últimos tres años siempre se han situado tres décimas por debajo del crecimiento que finalmente ha registrado el PIB español al cierre de cada ejercicio. “Nuestro objetivo debe ser ganar las previsiones y trabajar para mejorarlas”, dijo.

“Lo que debe hacer el Gobierno es tomar decisiones que vayan en la buena dirección de apoyo a familias y empresas […] Quizá hoy más que nunca” las previsiones económicas deben ser acogidas con un “elevado grado de prudencia”, señaló.

Los ‘lapsus’ del presidente del Gobierno con respecto a la realidad de la situación económica española han continuado este martes, tras reconocer que el dato del desempleo es “objetivamente negativo” y tratar de relativizarlo. “La tasa de paro aún está en el 11%, unas de las más bajas de la historia”.

Sin embargo, en septiembre esa tasa ya estaba en el 11,5% y en octubre ha crecido hasta el 12,28, según La Gaceta.

Zapatero pidió también confianza a los trabajadores porque, según recalcó, los resultados de octubre reflejan el “momento álgido de la crisis”; una afirmación que contrasta con las previsiones de Bruselas, que hablan de un 15,5% en 2010, o las que hace el presidente de la CEOE, que pide actuar de forma inmediata para no sufrir una tasa de paro cercana al 17% en 2010.

Por último, Zapatero se comprometió a “volcar toda la capacidad inversora” en los ámbitos social, productivo y estructural; pero su ministro de Economía, Pedro Solbes, manifestaba ese mismo día que no habrá más recursos para afrontar la crisis.

Prácticamente hemos agotado nuestro margen de política discrecional […] En España ya hemos hecho mucho”, precisó Solbes, contradiciendo de esta manera las promesas de Zapatero y evidenciando la descoordinación y confusión que existe dentro del propio Gobierno.

¿Cuál será el motor?

Por otra parte, para que en 2011 se inicie una recuperación económica se han de producir una serie de condiciones que la reactiven en aquellos sectores considerados como motores de la economía en España.

1. Que los casi dos millones de viviendas en stock sin vender tengan salida. Los expertos calculan que han de pasar cuatro años para que esto sea una realidad, sin contar con que se construyan viviendas nuevas, con lo que estaríamos hablando de 2012 ó 2013. La construcción no parece que vaya a ser una de las soluciones.

2. Que mejore sustancialmente el consumo interior, algo harto difícil con unas tasas de crecimiento y de desempleo como las previstas. Es difícil consumir con un paro del 15,5% y un crecimiento prácticamente cero.

3. Que el otro gran motor de la economía española, el turismo, consiga eludir los efectos de la crisis, que se hacen notar también en este sentido en Europa. No sólo vendrán menos turistas por los efectos de esa crisis, sino que hay que sumar también la competencia de otros mercados que estarán mejor que el español.

4. Que la industria, que tardará varios años en recuperarse, de muestras de que es capaz de absorber las cifras de desempleados que se prevén, algo que por ahora no ha sucedido.

Todo ello sin olvidar el castigo que para la estabilidad de la Seguridad Social significa la pérdida de 600.000 puestos de trabajo, ya que la Comisión Europea prevé una destrucción de empleo del 0,2% en 2008, otro 0,2% en 2009 y del 0,9% en 2010.

Al mismo tiempo, Bruselas augura un desempleo del 13,8% en 2009 y, como hemos dicho anteriormente, un 15,5% en 2010, cuando ningún otro país de la Unión Europea rebasará el listón del 10%.

En el diagrama que acompaña esta información se puede observar la gran brecha que separa al número total de desempleados en 2008 con los totales de los cuatro años anteriores.

Noticias relacionadas:

Seis grandes de la banca han de devolver más de 99.000 millones de euros entre 2008 y 2009

Lo bueno y lo malo de los últimos indicadores económicos

Zapatero ayuda a la banca… y los directivos de los bancos se suben el sueldo

¿Cuándo acabará la crisis? Zapatero dice que en 2009; hay expertos que hablan de 2017

Pisos en stock a precio de oro: “deberían bajar entre un 30 y un 40%”, dice ‘Aguirre Newman’

La desconfianza en la economía crece un 135% en un año; el desempleo la disparará en 2009

Los Presupuestos de Solbes para 2009, fuera de la realidad

Fondo de 50.000 millones de euros: de acuerdo, pero ¿para quién?

ZP presume de que crecemos más que Italia, pero acabaremos doblando su tasa de paro

Zapatero en Nueva York: “Somos el sistema financiero más sólido”; los inversores no se fían

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>