Se rompen las negociaciones sobre la reforma laboral tras más de 10 horas de conversaciones

Después de contemplar los agentes sociales la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre la reforma laboral –incluso algunos medios se hac&…

Después de contemplar los agentes sociales la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre la reforma laboral –incluso algunos medios se hacían eco de ello-, este jueves, 10 de junio, las negociaciones han fracasado definitivamente. Tras más de diez horas de conversaciones, Gobierno, patronal y sindicatos han reconocido de madrugada que no hay posibilidad de pacto.

Durante el encuentro, los agentes sociales no consiguieron acercar unas posturas enfrentadas desde hace meses, con lo que la oportunidad de sacar adelante una reforma pactada, tal y como pretendía el Gobierno, se ha desvanecido.

El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ya ha anunciado que aprobará por decreto la reforma laboral y se ha comprometido a elaborar un documento que incluirá las líneas principales del decreto y que hará llegar a empresarios y sindicatos este viernes al mediodía.

Durante esa misma tarde, celebrará reuniones de consulta con los sindicatos y con la CEOE, que se celebrarán por separado a petición de los empresarios. Este hecho pone de manifiesto la distancia que separa a los agentes sociales sobre las principales líneas que debe incluir una reforma que se someterá ahora al examen de los grupos parlamentarios.

La sombra de la huelga general

A la propuesta del Gobierno de elaborar un documento con las líneas del decreto, los sindicatos ya han respondido que lo analizarán y, si no les convence, si “lesiona” los derechos de los trabajadores, Zapatero se encontrará con una huelga general.

Vamos a ver qué texto se nos envía como definitivo y en función de eso fijaremos nuestra posición última”. Con estas palabras advertía el responsable de Comunicación de Comisiones Obreras (CC.OO.), Fernando Lezcano, sobre la posibilidad de ir a la huelga general si no están de acuerdo con el contenido del documento.

El portavoz de CC.OO. insistió en que el coste y facilitar el despido han sido los problemas “medulares” de esta negociación durante los meses en los que han debatido la reforma.

Lezcano asegura que si los sindicatos no se ven reflejados en el texto final de la reforma y ésta “bascula más hacia las posiciones empresariales”, harán todo lo que “esté en su mano” para evitar que el decreto prospere.

La negociación llegó a un punto “en el que era obvio que no se iba ni para delante ni para detrás y dilatarlo más no iba a ayudar”, añadió el sindicalista, quien acusó a la CEOE de haber impedido el acuerdo con sus posiciones maximalistas.

Se necesita una reforma “profunda”

Por su parte, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, afirmó que los sindicatos no han sabido o no han querido ver la realidad de que España necesita una reforma “profunda” de su mercado de trabajo, y confió en que el decreto del Gobierno “esté a la altura de las circunstancias del país y de los mercados”.

En declaraciones a Onda Cero, Díaz Ferrán señaló que ha sido imposible llegar a acuerdos, sobre todo en los temas relacionados con el despido, y destacó que el principal objetivo de una reforma laboral en España debe ser el de hacer cambios “profundos y globales” para poder crear empleo y no destruirlo en momentos bajos del ciclo económico, como ha ocurrido durante la crisis.

“Pero los sindicatos no quieren ver la realidad o no han sabido y ellos son los que se deberían de preocupar tanto o más que nosotros para que esas cifras de paro que tenemos ahora nunca más vuelvan a repetirse”, apuntó.

El líder de la patronal explicó que tanto las causas del despido como los costes han sido dos de los temas que han impedido el acuerdo, y señaló que la intención de los empresarios no era desjudicializar el despido, sino conseguir que funcione.

En cuanto al documento que elaborará el Gobierno, Díaz Ferrán afirmó desconocer su contenido, aunque confió en que esté a la altura, e indicó que se reunirán con el Ejecutivo sólo como trámite, y han pedido que las reuniones con los agentes sociales se hagan por separado y no sean de carácter tripartito.

Noticias relacionadas:

El ajuste de Zapatero apenas afecta a los altos cargos gubernamentales y autonómicos; el Reino Unido da ejemplo

El Gobierno congela las pensiones de los trabajadores, las de los banqueros sólo las critica

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>