El secretario de Benedicto XVI dice que el Papa emérito se está apagando “lenta y serenamente”

El Vaticano explica que la salud del prelado alemán no ha empeorado, pero admite que se le están acabando las fuerzas

El secretario particular de Benedicto XVI, Georg Gänswein, ha declarado que el papa emérito “está a punto de extinguirse como una vela, lenta y serenamente”. Gänswein en ningún momento afirma que el Santo Padre alemán esté en una fase agónica. Sin embargo, el Vaticano ha negado cualquier deterioro de la salud de Joseph Ratzinger, que dimitió como Papa en febrero del 2013

En una entrevista a la revista italiana BenEssere publicada este Jueves Santo, el secretario personal afirmó que el Papa emérito “es un hombre de avanzada edad, aunque muy lúcido, que en abril cumplirá 89 años, es como una vela que se extingue, lenta y serenamente”.

El prelado alemán, en sus declaraciones, insiste sobre el estado de Joseph Ratzinger, que fue el máximo líder de la iglesia católica entre 2005 y 2013: “está sereno, en paz con Dios, con él mismo y con el mundo, se interesa por todo y conserva su sentido del humor sutil y fino”.

Gänswein reside junto a Benedicto XVI en el monasterio Mater Ecclesiae, en el recinto del Vaticano, aunque también es un colaborador del sucesor de Ratzinger, el papa Francisco, a quien da consejos con frecuencia.

Alerta sobre las interpretaciones alarmistas

Tras la publicación de la entrevista, la agencia AFP contactó con el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, quien alertó sobre las interpretaciones alarmistas de las declaraciones del secretario particular: ”No hay motivo de preocupación, ninguna novedad, no hay un riesgo especial o un empeoramiento de su salud”

“Cualquiera puede ver que conforme pasa el tiempo se vuelve cada vez más frágil y está en un punto en que está perdiendo las fuerzas”, añadió Lombardi.

El Papa emérito pasa los días dedicado a la lectura y la plegaria, recibe algunas visitas y toca el piano. También tiene largas conversaciones con el papa Francisco, que lo ha definido como “un abuelo en casa”.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    El declive físico del emérito papa Benedicto XVI es, como sucede a todos los humanos, imparable y hasta parece ser normal en personas de su edad. Su mente lúcida parece ser que sigue activa sin que sea preocupante un final inminente.
    Dentro y fuera de la comunidad eclesial se dan toda clase de corrientes o sensibilidades para apreciar el apagamiento de esta personalidad histórica. Habrá que estar atentos para que los medios siempre ávidos de morbo y notoriedad, no traten de manipular la benemérita figura de este gran ex-pontifice. Las comparaciones con otros pontífices, sin descartar al Papa Francisco, pueden servir solo para la desunión dentro de la Iglesia. Aviso a navegantes.
    En homenaje a su benemérita persona sería estupendo adquiriéramos el libro mas significativo de este papa en el que se recoge todo su saber teológico y su amor a Jesucristo. Me refiero a la obra de su vida ” Jesús de Nazatet”

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>