Sectarios irredentos: Rubalcaba e ICV quieren la Religión y la cultura religiosa fuera de la escuela

El Partido Socialista e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) han dado una nueva muestra de hasta qué punto su obsesión por atacar a la I…

El Partido Socialista e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) han dado una nueva muestra de hasta qué punto su obsesión por atacar a la Iglesia o a todo aquello que tenga que ver con la religión católica se traduce en un sectarismo irracional sin ningún fundamento lógico.

Por una parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado recientemente en un acto celebrado en la sede de UGT Madrid que este partido defenderá que la religión "salga del currículum de la escuela", al igual que ocurre en países como Francia, si el Gobierno del PP "rompe el consenso" aprobando la ley educativa del ministro José Ignacio Wert.

"Creía que habíamos alcanzado un consenso sobre religión y su alternativa hasta que leí el último borrador del ministro Wert que, más que como un toro", ha dicho Rubalcaba ironizando con unas declaraciones recientes del ministro, "se ha comportado como un monaguillo obediente".

El líder del PSOE ha criticado de esta forma la reforma que plantea el Gobierno en lo referente a la clase de religión y a su alternativa. Tras citar a la extinta Educación para la Ciudadanía como una asignatura "de ética" válida para los alumnos que cursaran o no Religión, Rubalcaba ha criticado que el PP quiera "volver a los 80".

Fuera de la escuela, "pública y laica"

"Desde el PSOE vamos a decir a esto no. Si nos quieren llevar hasta el 80 demos un pasito atrás, hasta el 79, discutamos a fondo el tema" y este partido va a "plantear que la religión salga del currículum de la escuela y se dé fuera de las horas lectivas si lo que quieren (ha dicho en relación al Gobierno) es romper el consenso", ha afirmado.

Al mismo tiempo, aprovechando la cumbre en defensa de la inmersión lingüística que se celebraba este miércoles, 12 de diciembre, en el Palacio de la Generalitat de Cataluña, el Grupo Parlamentario de ICV planteó una propuesta en apoyo a la escuela "pública y laica".

En esa reunión, todos los grupos parlamentarios, excepto el PP y Ciutadans, exigieron al ministro de Educación, José Ignacio Wert, que cambie la ley o no la acatarán.

Sin embargo, la cumbre de partidos políticos rechazó la declaración por una escuela "pública y laica" presentada por ICV.

El rechazo a esta propuesta está justificado, tanto como lo pueda estar el de la propuesta de Rubalcaba, si se tienen en cuenta sobre todo los aspectos culturales que tiene como conponente indispensable la religión.

Cuatro argumentos de peso

Cuatro argumentos de peso desmontan la irracionalidad de una izquierda laicista cuya obsesión por atacar a la Iglesia les hace olvidar una serie de componentes necesarios e inherentes a la religión.

1. Sentido religioso. La religión es un componente importante de la dimensión humana. Lo es por su propia naturaleza, como lo constata el hecho de que la inmensa mayoría de la población tiene un sentido religioso, no sólo en España sino en Europa y mucho más allá de sus fronteras, al otro lado del Atlántico.

2. Cultura. La religión, en las coordenadas europeas, es una fuente de cultura necesaria. Sin conocimientos religiosos no se entiende el gran bagaje cultural reconocido internacionalmente y que es inherente a la religión católica, entre otras confesiones.

3. Fe. Es bueno que la fe que profesan millones de personas en España sea dada a conocer en el proceso educativo, una fe que no tiene por que ser primaria o primitiva.

4. Los tres componentes anteriores son ofrecidos por la clase de cultura religiosa en la escuela, que puede ser confesional, básicamente católica pero también de otras confesiones, o aconfesional.

La irracionalidad de la izquierda radical

Si esto es así, ¿por qué se oponen a representantes políticos a unos componentes de la religión necesarios y positivos? Solo puede entenderse una respuesta si se parte de un puro sectarismo irracional, sobre todo cuando estamos hablando de una opción voluntaria. ¿No se llenan acaso la boca esos mismos partidos del valor de la libertad y de que cuantas más opciones haya es mejor?

Todo ello no priva en absoluto de que lo lógico es que la clase de Religión tenga también como alternativa, para aquellos que no quieren tener esta cultura confesional o no confesional, unos fundamentos filosóficos y éticos. Fundamentos de naturaleza predemocrática, es decir aquellos fundamentos filosóficos que son necesarios para que la democracia y el Estado de Derecho pueda existir y que no proporcionan ambos. Así lo entiende incluso Habermas, que no es precisamente sospechoso de ser de derechas.

Tiene que haber, por lo tanto, una alternativa de Filosofía y de Ética, pero lo que no puede ser es que no solo no haya Religión sino que la alternativa a la clase de Religión sea la nada, propuestas que no tienen ningún fundamento, o las clases de refuerzo que discriminan a los que hacen Religión, como pudiera ser por ejemplo una clase de refuerzo de francés a la que no optaría el alumno que asistiera a clase de cultura religiosa.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>