Sectores italianos intentan enfrentar a la Santa Sede con la Conferencia Episcopal Italiana

La polémica surgida entre el diario Avvenire de la Conferencia Episcopal Italiana e Il Giornale –periódico de la familia del prime…

La polémica surgida entre el diario Avvenire de la Conferencia Episcopal Italiana e Il Giornale –periódico de la familia del primer ministro italiano Silvio Berlusconi– no ha dividido a la Santa Sede y la Conferencia a pesar de que algunos sectores y medios hayan querido hacerlo notar así.

El desencuentro se propició a partir de las acusaciones de carácter personal contra el director del Avvenire, Dino Boffo, lanzadas por Il Giornale en las que se sacaba a la luz un viejo proceso por actos deshonestos en el que habría estado implicado Boffo.
En los últimos días, exponentes de partidos políticos que apoyan el gobierno de Berlusconi han afirmado que había divisiones entre la posición de la Santa Sede y la de la Conferencia Episcopal y sus órganos de prensa sobre cuestiones italianas, según ha informado el portal de noticias Zenit.org.
Este martes, 2 de septiembre, Benedicto XVI y el presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, el cardenal Angelo Bagnasco, mantuvieron una conversación telefónica en la que el Papa constataba el aprecio al servicio del episcopado de ese país, según ha informado la Oficina para las Comunicaciones Sociales de esa Conferencia.
La conversación telefónica se sitúa en este contexto conflictivo en el que se aseguraban divisiones entre la Santa Sede y esa Conferencia Episcopal, en particular por la posición del diario Avvenire, sobre la vida personal del primer ministro Silvio Berlusconi y su política de inmigración.
En el transcurso de la conversación, "el Santo Padre ha pedido noticias y juicios sobre la situación actual y ha expresado estima, gratitud y aprecio por el compromiso de la Conferencia Episcopal Italiana y de su presidente", explica la nota emitida por la Conferencia italiana.
La llamada telefónica ha tenido lugar después de que el director de la Oficina de Información de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi declarara en un comunicado que "los intentos de contraponer la Secretaría de Estado con la Conferencia Episcopal no tienen consistencia". De hecho el propio cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado de Su Santidad, anuló una cena con Berlusconi por el malestar de la Santa Sede ante estos hechos.
Noticias relacionadas:
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>