Como secuela de la crisis

Ante el resultado de la crisis que estaba destrozando el tejido financiero español, fue la necesaria intervención del Estado, cuando Mariano Rajoy asumió la jefatura del Gobierno, con un coste superior a los 22.400 millones de euros, para evitar un colapso que hubiese dejado en la ruina a millones de pequeños impositores.

Los grupos políticos han tomado también la decisión de investigar la desastrosa gestión política del conjunto de las cajas de ahorro, que dinamitó todo un modelo de ayuda social inspirado por el sacerdote aragonés Francisco Piquer, fundador de lo que fue la Caja de Madrid, hace más de tres siglos.

 

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>