Selma Lagerlöf: narrar historias

Lagerlöf ejerció como maestra rural en una escuela para señoritas durante diez años, durante los cuales afiló su habilidad para narrar historias y leyendas

La escritora sueca Selma Lagerlöf recibió el Nobel en 1909, en reconocimiento por su alto idealismo, su imaginación vìvida y la hondura espiritual de su obra. Fue la primera mujer en obtener dicho premio. Selma Lagerlöf nació con una lesión en la cadera que le impedía participar en juegos infantiles. A cambio de la parálisis de su cuerpo, ejercitaba la mente escuchando cuentos en voz de su abuela paterna, quien mezclaba elementos cristianos y paganos en leyendas llenas de romanticismo y mística.

Lagerlöf ejerció como maestra rural en una escuela para señoritas durante diez años, durante los cuales afiló su habilidad para narrar historias y leyendas. Su oportunidad para ganarse la vida como escritora le vino cuando sometió los primeros cinco capítulos de una novela a un concurso literario. Ganó el concurso y un contrato de publicación para los doce capítulos de La saga de Gösta Berling, cuya fuerza no pudo volver a igualar en el resto de su obra prolífica. Su gusto por la fantasía, adquirido en su cama de enferma y al lado de la chimenea, fue una reacción contra el realismo de escritores suecos contemporáneos, como August Strindberg.

Entre sus libros mejor conocidos está Leyendas de Cristo. Una de estas leyendas se ha hecho tan célebre que casi merece el anonimato que anhelaba Jorge Luis Borges para sus poemas. Se trata de “El petirrojo”, un pequeño relato pascual donde un pajarito gris se gana una medalla color carmín por un acto de piedad hacia Jesús crucificado. También escribió Milagros del Anticristo, ficción que describe el conflicto entre cristianismo y socialismo, inspirada por la imagen de un niño Jesús siciliano que fue sustituida por una falsificación. Su novela Jerusalén fue llevada con éxito al cine en 1996. Escrita en dos partes, narra la existencia de varias generaciones que, movidas por el entusiasmo religioso motivado por un predicador carismático, emigran a la Ciudad Santa.

El viaje maravilloso de Nils Holgersson, traducido a más de 30 idiomas, es el más famoso de sus libros alrededor del mundo. Lo que pudo ser un libro de texto de geografía comisionado por el sindicato de maestros acabó por ser un relato fantástico, tan tierno y tan cruel como lo son los años de la niñez. El libro trata de un niño malcriado y travieso a quien un duende reduce al tamaño de un pulgar y entonces viaja para encontrarse en el norte remoto con lo mejor de sí mismo. Durante el viaje, el niño Nils aprende a hacer amigos de águilas y patos y a ser confiable y honesto con los hombres, que no es el menor de los milagros.

Selma Lagerlöf fue amiga y compañera de una mujer de quien se enamoró profundamente. Fue activista a favor del sufragio femenino. Usó sus influencias con la familia real sueca para conseguir que los nazis liberaran a la poeta alemana Nelly Sachs (quien, en esas vueltas que da la vida por el soplo de la Providencia, se hizo acreedora al Nobel de Literatura en 1966). Iba a misa. Se confesaba una vez al año. Comulgaba por Pascua florida.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>