“Ser ‘Emprendedor’ te ayuda a visualizar un proyecto y materializarlo”

Contra el fracaso escolar en España los expertos recomiendan disciplina y pedagogía del esfuerzo. Y también grandes dosis de imaginación, cabría añadi…

Contra el fracaso escolar en España los expertos recomiendan disciplina y pedagogía del esfuerzo. Y también grandes dosis de imaginación, cabría añadir, a tenor de la iniciativa que ha puesto en marcha un centro escolar concertado del Poblenou de Barcelona: la Escuela Grèvol. Convertir en algo divertido, e incluso apasionante, el muchas veces críptico y siempre denso lenguaje de la Economía, los negocios y el mundo empresarial no parece, a priori, tarea fácil. Esta escuela lo ha conseguido con el proyecto Emprendedores, una asignatura que enseña a los jóvenes a crear y dirigir sus propias empresas.

 

A través de Emprendedores, los alumnos de 4º de ESO de este centro escolar perfeccionan su manejo de las nuevas tecnologías; aprenden a hablar en público y mejoran su autoestima; toman decisiones, se equivocan y rectifican; conocen las ventajas e inconvenientes del liderazgo; contactan de forma práctica con el mundo de los adultos; aceptan de mejor grado el trabajo en equipo y, al mismo tiempo, hacen progresos en el área lingüística del inglés. Todo en el mismo pack.

 

Ante la monotonía, un soplo de frescura

 

Con unas perspectivas para el sistema educativo español bastante oscuras (uno de cada cinco jóvenes deja los estudios a los 17 años), la frescura que aporta una iniciativa como la llevada a cabo por la Escuela Grèvol hace creer que aún hay esperanzas. Al mismo tiempo, supone una muestra más de la gran aportación que los centros concertados, marginados por las actuales administraciones, ofrecen a una enseñanza que anda a la cola en el contexto de la Unión Europea. Una UE que ya plasmó entre los objetivos de Lisboa para 2010 el fomento del espíritu empresarial en todas las etapas de la enseñanza obligatoria.

 

¿Cómo conseguir, pues, que una materia densa se convierta en una asignatura amena y estimulante? La respuesta la tiene el inspirador de este original proyecto, Oscar Sánchez, que imparte esta materia en el Grèvol y, al mismo tiempo, es director general del Tech Sales Group, una consultoría especializada en el fomento y desarrollo profesional de la ‘cultura emprendedora’.

 

Sánchez asegura que a los alumnos “les encanta participar y perder el miedo escénico de defender unas ideas y decisiones por las cuales han luchado y soñado”. Además, “se ven capaces de en el futuro crear su propio negocio”, dice el experto.

 

Una metodología provocadora

 

La metodología que se aplica para fomentar el espíritu empresarial en esta asignatura es, en cierta manera, provocadora para los alumnos. Se inicia con la presentación del programa a seguir en todo el curso, incluyendo el aprendizaje de conceptos básicos de economía (inflación, déficit exterior, PIB, tipos de interés, euribor, la bolsa, etc.). Hasta la época de Navidades, los alumnos, por ejemplo, gobiernan un país teniendo en cuenta las políticas económicas y los conceptos estudiados. Pasan después a crear y dirigir su propia empresa y, más tarde, llevan la dirección de un hotel. Las empresas, de lo más variado, son gestionadas mediante un software de simulación empresarial.

 

Semana tras semana, los alumnos, en equipos de cinco, van asumiendo los nuevos retos propuestos por su profesor. Eso sí, la competitividad empresarial les obliga a reunirse ‘en secreto’, ya que hay ‘espías industriales’ por todas partes. Así, desarrollar la empresa, elegir y posicionar el producto, adoptar una política de personal rentable pero justa, o administrar los beneficios, entre otras acciones, forman parte de su día a día en la Escuela Grèvol. Cabe añadir que sus empresas se verán sometidas a todo tipo de vaivenes y riesgos: competencia inesperada o desleal, fusiones empresariales, OPAS hostiles, etc. Por último, exponer su proyecto en clase y someterse a las preguntas o críticas del resto de los grupos les curte en su duro, aunque ficticio, mundo empresarial.

Con la intención de obtener más pistas sobre el contenido, las ventajas y aportaciones o beneficios que Emprendedores ofrece a sus alumnos, ForumLibertas.com ha hablado con Oscar Sánchez. Éstas son sus conclusiones.

ForumLibertas.com (FL): ¿Cuál es la esencia de esta original asignatura?

 

Oscar Sánchez (OS): El contenido de la asignatura se basa en la realización práctica de la toma de decisiones. Se trata de potenciar las habilidades del alumno en formato real, con la interpretación de roles que lleva al alumno a tener que opinar, razonar y liderar posiciones de su proyecto.

 

FL: ¿Cómo surge la iniciativa?

 

OS: Dada la experiencia académica personal en escuelas de negocio como Harvard Business School, IESE y ESADE, he creído siempre que algunos de los formatos y metodologías de estas escuelas podría trasladarse a la enseñanza secundaria para fomentar el liderazgo de los alumnos lo antes posible. Es así como surge la posibilidad de realizar el curso de Emprendedores entre los alumnos de la Escuela Grèvol del Poblenou. Quiero añadir que hacía falta valentía por parte del claustro académico para apoyar una iniciativa como ésta, así que agradezco enormemente a todo el equipo del Grèvol el secundar la propuesta y apoyarla con todos los medios posibles y necesarios.

 

FL: En un modelo de sociedad competitiva y hedonista, como la nuestra, donde los valores van a la baja, ¿qué aporta a los jóvenes el proyecto Emprendedores?

 

OS: Aporta y construye mucho sobre la idea de crear proyectos. Hoy, todo nos viene dado y pocas decisiones nuevas de impacto se toman, al tener una vida relativamente fácil dado el consumismo y materialismo imperante en la sociedad. Pero, todo cuesta dinero y a veces no se puede triunfar por la existencia de una competencia feroz entre todos nosotros. El ser Emprendedor te ayuda a visualizar en forma de un proyecto las ideas e ilusiones que uno puede tener, y poder materializarlas de forma real.

 

FL: ¿Cómo perciben en líneas generales los alumnos la asignatura al principio? y ¿cómo evolucionan a lo largo del curso?

 

OS: Creo que les gusta mucho. Vienen con ilusión y ganas de explotar todo su talento “escondido”. Les encanta participar y perder el miedo escénico de defender unas ideas y decisiones por las cuales han luchado y soñado.

 

FL: ¿Se están llevando a cabo iniciativas similares en otros puntos de Cataluña y España?

 

OS: De la forma que lo hemos encarado en la Escuela Grèvol, no, somos los únicos, al mezclar el idioma inglés, la metodología y la puesta en escena de las decisiones. Se han interesado otras escuelas y los departamentos d’Ensenyament i Economia de la Generalitat de Catalunya, por lo que innovamos y aportamos.

 

FL: ¿Consideras suficiente ese interés por parte de la Administración?

 

OS: Creo que la Generalitat debería implicarse. No puede ser que esto sea iniciativa de un padre y siga como iniciativa, visto los resultados espectaculares que hay.

 

FL: ¿Qué repercusiones ha tenido vuestra experiencia en otros centros? ¿Algún síntoma de que se pueda producir alguna ‘OPA hostil’, por ejemplo?

 

OS: Nos pueden intentar copiar, pero es más fácil que cooperen con nosotros, ya que existen curvas de aprendizaje por las que hay que pasar y sería una lastima que los alumnos sufriesen experiencias negativas por la falta de conocimiento de la propia metodología. Estamos abiertos a ‘exportar’ el modelo de la Escola Grèvol.

 

FL: ¿Alguna anécdota que contar?

 

Os: En una sesión, un grupo de alumnos decidió crear y vender un diario en formato electrónico, es decir como un ordenador grande pero en forma de papel, para tener acceso a todos los diarios del mundo. El resto de los grupos se le echó encima y el que había tenido la idea original no supo defenderse lo suficiente para seguir con este proyecto, inclinándose por otro más convencional. Dos semanas después, se presentaba en Escandinavia el mismo proyecto, con las mismas características. El júbilo saltó a la clase y los alumnos aprendieron que el soñar hay que acompañarlo con decisión y energía de seguir adelante.

 

FL: Introducir a los adolescentes en el mundo empresarial y de la economía parece, pues, una buena iniciativa. Pero, ¿les aporta algún otro beneficio o gratificación escoger esta asignatura?

 

OS: Algunos de los alumnos nos han comentado que se ven capaces en el futuro de crear su propio negocio. Otros nos han comentado que ya no tienen miedo de hablar en público. Y todos quieren seguir estudiando, cuando las estadísticas muestran que alguno no lo hará. El grupo está unido y creo que están muy decididos a trabajar.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>