“Seremos pioneros en el mundo”, dijo ZP: Nadie ha secundado su ley de matrimonio gay

“El presidente del Gobierno dijo que el tiempo demostraría que también en esto seríamos pioneros en el mundo […] No sé si hoy podría sostener esa af…

“El presidente del Gobierno dijo que el tiempo demostraría que también en esto seríamos pioneros en el mundo […] No sé si hoy podría sostener esa afirmación”, denunció en el Congreso de los Diputados el pasado 27 de febrero Jorge Fernández Díaz, diputado del Grupo Popular, en referencia a la ley de matrimonios y adopciones homosexuales.

 

Ese día se debatió la admisión a trámite de una Proposición de Ley, por la que se pretendía modificar el Código Civil en materia de matrimonio y adopción, contemplada en la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) presentada por el Foro Español de la Familia (FEF), que consiguió aglutinar un millón y medio de firmas de ciudadanos disconformes con la norma.

 

La propuesta fue rechazada, pero el debate dejó en evidencia, una vez más, los despropósitos de una ley que ningún país “en el corazón de Europa […] ni al otro lado del Atlántico” ha secundado, dijo Fernández Díaz.

 

Con la Ley 13/2005, de 1 de julio, “el legislador alteró los elementos definitorios básicos de una institución fundamental en nuestra estructura social, así como todo el conjunto normativo construido durante siglos alrededor de la misma”, argumentó el diputado popular.

 

El matrimonio, ni discutido ni discutible

 

“El señor presidente del Gobierno dijo que la nación era un concepto jurídico discutido y discutible –recordó Fernández Díaz-. Con esta ley otra institución relevante, el matrimonio, parece que también para él es una institución discutida y discutible”.

 

Sin embargo, como expuso el diputado popular, “pocas instituciones hay en la historia de la humanidad con la tradición, la solidez y la importancia social del matrimonio”.

 

Con la reforma planteada en la iniciativa del FEF “no se prohíbe nada ni se va contra nadie”, aseguró el representante del PP. “Al contrario, afirma que pretende que el nuevo pluralismo social en materia de formas de convivencia se potencie sin ir en detrimento de lo ya probado como justo y eficaz, es decir el matrimonio entre hombre y mujer”, continuó.

 

“Asimismo, afirma que se favorece reforzar legalmente la adopción como institución diseñada, no para dar un hijo a uno o más adultos, sino para dar a un menor la protección que necesita”, concretó.

 

“Unión de un hombre y una mujer”

 

En su exposición, Fernández Díaz mencionó a “una autoridad política que no procede precisamente de nuestro campo ideológico” y que “puede inducir a la reflexión”: el ex primer ministro francés y dirigente del partido socialista en Francia Lionel Jospin.

 

Jospin dijo en más de una ocasión que “no debe desatenderse el sentido y la importancia de las instituciones. […] La institución matrimonial como otras instituciones, el Estado, la escuela, las iglesias, la familia son instituciones creadas para cimentar y reforzar las sociedades humanas. Se las puede defender, se las puede combatir y se las puede reforzar, pero no se puede negar ni su sentido ni su significación”, recordó el diputado popular en el Congreso.

 

Fernández Díaz insistió en que “el matrimonio, sigue diciendo Jospin, es en su origen, y en tanto que institución, la unión de un hombre y una mujer. Esta definición no obedece al azar, remite en primer lugar a la dualidad de sexos que caracterizan nuestra existencia y que constituye la condición necesaria para la procreación y, en consecuencia, la continuidad de la humanidad. El género humano, decía, no se divide entre heterosexuales y homosexuales, sino entre hombres y mujeres.

 

En su referencia a Jospin, el diputado popular concluyó asegurando que “en lo concerniente al niño, no se trata de un bien que pueda procurarse una pareja homosexual o heterosexual. El niño es una persona nacida de la unión que, sea cual sea su modalidad, es siempre de un hombre y una mujer, y a esa realidad remiten el matrimonio y la adopción”.

 

Contra corriente y contra los expertos

 

El diputado del Partido Popular también hizo referencia a las distintas instituciones que, en su momento, manifestaron su rechazo a la polémica ley.

 

Así, recordó que “la voluntad del señor Rodríguez Zapatero” se estrelló con el parecer contrario del máximo órgano consultivo del Gobierno, es decir del Consejo de Estado; del órgano de Gobierno del Poder Judicial; de la Comisión General de Codificación; de la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia; de la Real Academia de la Lengua; y con el veto del Senado”.

 

Asimismo, añadió, su decisión provocó “una gran división social”. “La institución matrimonial y conceptos no menos seculares, como el de padre y madre, marido y mujer, esposo y esposa, han de ser lo que han sido a lo largo de la historia hasta que llegó el señor Zapatero a la Presidencia del Gobierno”, insistió.

 

De espaldas al “corazón de Europa”

 

Fernández Díaz recordó en el Congreso de los Diputados que el vaticinio de Zapatero con respecto a que otros países imitarían la iniciativa española no se ha cumplido en absoluto hasta la fecha. Más bien al contrario, en esta materia España está de espaldas al “corazón de Europa”. Las legislaciones de Francia, Alemania e Italia así lo ponen de manifiesto.

 

“En Francia hoy dos personas del mismo sexo no pueden contraer matrimonio entre sí, aunque pueden suscribir un pacto civil de solidaridad, que regula determinados derechos y deberes mutuos, y la Corte de Casación se ha pronunciado muy recientemente contra la adopción de niños por parejas homosexuales por ir contra el interés superior del menor, dijo.

 

“En Alemania se denomina relación marital registrada y tiene unos efectos distintos del matrimonio. La jurisprudencia muy reciente del Tribunal Supremo alemán de Karlsruhe ha afianzado la discriminación positiva del matrimonio frente a otro tipo de uniones, de acuerdo con los principios de su ley fundamental. La razón del privilegio del matrimonio lo fundamenta el Tribunal Supremo alemán en la finalidad de transmitir la vida y educar la prole, indirectamente por tanto deja claro que una unión homosexual no pueda ser comparada con el matrimonio”, siguió.

 

“De Italia, qué les puedo explicar a ustedes. El Gobierno de centroizquierda del señor Prodi, con nueve meses escasos de vida, ha renunciado en aras de su continuidad, señores de la izquierda —con el Ministro de Exteriores en ese Gobierno, señor D’Alema— a legislar sobre las parejas de hecho”, concluyó Fernández Díaz en referencia a la legislación sobre esta materia en el “corazón de Europa”.

 

El diputado del Grupo Popular hizo también una referencia a Estados Unidos, “donde se está tramitando una enmienda a la Constitución para que se regule de modo exclusivo que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, y en muchos de los Estados ya se han producido referéndums, que por inmensa mayoría se han decantado por esta postura”.

 

“Por tanto, ¿se cumplen o no se cumplen los vaticinios del señor Rodríguez Zapatero en la materia? Se preguntó Fernández Díaz.

 

Demanda inexistente

 

Para finalizar su exposición, el diputado popular facilitó algunos datos que constatan lo innecesario de la Ley, a la vista de la demanda social interna real que se ha producido desde que la norma se puso en marcha.

 

“Me remito a los datos recientes facilitados por la Dirección General de los Registros y del Notariado. Desde la aprobación de la reforma ha habido alrededor de 3.000 matrimonios homosexuales frente a más de 200.000 matrimonios heterosexuales celebrados en el mismo periodo de tiempo, es decir un 1,5 por ciento del total.

 

Artículos relacionados:

 

Rotundo ‘NO’ de Francia al matrimonio homosexual

 

Doce argumentos para decir no al matrimonio homosexual

 

“Es mentira que sea indiferente para un niño crecer o no con un padre y una madre”

 

Sarkozy insiste en que matrimonio sólo puede ser la unión hombre-mujer

 

La prensa y el lobby gay mintieron sobre el número de bodas homosexuales en España

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>