Si la religión no, ¿por qué sí la filosofía, la literatura, la historia…?

Ante la intención del Gobierno y la polémica decisión del Consejo Escolar del Estado de aconsejar que se retire la asignatura de religión del horario …

Forum Libertas

Ante la intención del Gobierno y la polémica decisión del Consejo Escolar del Estado de aconsejar que se retire la asignatura de religión del horario escolar y que no sea evaluable, como profesor de secundaria me he planteado diversas cuestiones. Es que un católico no cree en lo que le da la gana, no profesa un conjunto de opiniones personales, sino que asume una doctrina revelada y transmitida a lo largo de dos mil años de historia, compartida con millones de hombres y perfectamente comprensible.
 
Esa doctrina se puede enseñar y estudiar, y el grado de adquisición de su conocimiento se puede evaluar. Conocer esta doctrina es necesaria para comprender cuáles han sido los pilares de la ética occidental en los últimos veinte siglos y qué ha configurado una concepción del hombre que asumen, hoy, millones de personas que piensan lo que piensan porque creen en lo que creen.
 
Pero si a este credo se le considera no evaluable porque “se basa en convicciones personales”, ¿por qué motivo, entonces, se puede enseñar y evaluar la filosofía de Platón, de Aristóteles, de Kant, Descartes, Hegel, Nietszche, Marx o Sartre, mucho más personales y menos compartidas que la doctrina católica? ¿Por qué se adoctrina sobre darwinismo y se enseña acríticamente? ¿Por qué, en fin, explicar cualquier ciencia que no sea empírica, si siempre cabe la sombra de las convicciones personales en la enseñanza de la gramática, la literatura o la historia, por ejemplo?
 
Además de las implicaciones que la religión cristiana tiene con la cultura occidental, está la libertad de millones de ciudadanos y el derecho de los padres a elegir la educación que quieran para sus hijos.
 
En mi época de estudiante se enseñaba y se evaluaba marxismo, filosofía que estaba fuera de programa y que imponían los que ahora quieren retirar el derecho a los padres.
 
Hazte socio

También te puede gustar