Si quieres abrir un negocio en España, ármate de paciencia y prepara el talonario

Un informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE) constataba el pasado mes de diciembre que ser emprendedor en España se convierte en una auténtic…

Un informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE) constataba el pasado mes de diciembre que ser emprendedor en España se convierte en una auténtica odisea. Ahora es el Banco Mundial (BM) quien advierte de que España es uno de los países que presentan más obstáculos para abrir un negocio.

 

El estudio del BM Haciendo negocios 2007 señala que España “ocupa el puesto 102, entre un total de 175 países, en cuanto a facilidades a la hora de iniciar una actividad empresarial”, según informa el profesor de Ciencia Política de la UOC Jaume López en un artículo publicado este miércoles, 14 de febrero, en LA VANGUARDIA.

 

Además, el informe aclara que la situación española ha empeorado con respecto al año anterior, cuando se alcanzó la posición 94, y se ha situado actualmente al mismo nivel burocrático que practican países como Belice (puesto 103) o Kuwait (104).

 

Las ‘plantas’ no crecen

 

El experto explica que las administraciones españolas “se han volcado, en los últimos años, en la creación de viveros de empresas y asesoría para pequeños empresarios”. “Sin embargo –continúa-, los trámites para abrir un nuevo negocio continúa siendo de lo más farragoso y desincentivador”.

 

Las dificultades para iniciar un proyecto de empresa y abrir puertas son tan enormes que López, retomando la idea de la creación de viveros, ironiza asegurando que “muchos viveros hacen falta para conseguir que una planta crezca en estas condiciones ambientales”.

 

Y es que esas condiciones son draconianas: Hay que invertir una media de 47 días y realizar alrededor de 10 trámites para tener todo a punto. De hecho, “España ocupa el antepenúltimo puesto en el contexto de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), cuya media se sitúa en 6,2 procedimientos y un coste de 16 días”, añade el profesor de Ciencia Política.

 

Basándose en los datos del Banco Mundial, López puntualiza que “en Irlanda, primer país europeo en la lista, el estudio señala que para registrar una compañía de hasta cincuenta empleados es preciso realizar cuatro procedimientos, con el tiempo medio de 19 días”.

 

Preparando el talonario

 

A todas estas trabas burocráticas hay que añadir que, en España, cuando un emprendedor quiere abrir un negocio más vale que tenga un buen saldo en la cuenta corriente.

 

Mientras en Irlanda el coste de abrir una empresa es del 0,3 por ciento del ingreso per cápita medio del país, “en España la apertura de un negocio conlleva un gasto económico considerable: un 16,2 por ciento de los ingresos per cápita (la media de la OCDE es del 5,3 por ciento)” añade el experto.

 

Como ejemplo, López amplía que “según informa Barcelona Activa en la Ciudad Condal, sin contar con las aportaciones de capital que van desde los 3.000 a los 60.000 euros necesarios según el tipo de sociedad (limitada o anónima), y sin contar con los honorarios de los intermediarios (gestoría, etcétera), la suma de los costes derivados de permisos y trámites para un negocio abierto al público de 40 metros cuadrados puede ascender a unos 5.500 euros”.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>