Si Zapatero quiere una retirada masiva de Irak, ¿por qué firmó la última resolución de la ONU?

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, recomendó este jueves, a los países que mantienen efectivos militares en Irak, una r…

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, recomendó este jueves, a los países que mantienen efectivos militares en Irak, una retirada total con el argumento de “lograr una paz” que ve más viable “si Estados Unidos también saca sus tropas”. Entonces, ¿por qué firmó, en nombre de España, la última resolución pactada y aprobada poco antes del “famoso” 30 de junio en el Consejo de Seguridad de la ONU? Eso sí, lo hizo cuando ya había decidido la retirada española en abril, el mismo día en que tomaron posesión sus ministros, en vez de cumplir su promesa de hacerlo el 30 de junio. Más allá de este dato, hay que recordar que aquel texto, apoyado también por Francia y Alemania (los países europeos que lideraron la oposición a la invasión), legitimó el Gobierno provisional del estadounidense Paul Bremer y el traspaso de soberanía a autoridades iraquíes, un proceso que sigue su curso a pesar de la terrible y complicada situación de violencia que vive el país. Pero en todo caso, ¿la retirada de todas las tropas extranjeras supondría acabar con los enfrentamientos entre una población multiétnica con grupos dispuestos a entrar en guerra civil?

Por otro lado, si se produjese esa retirada masiva de tropas que pide Zapatero, ¿quién garantizaría la celebración de elecciones y el nacimiento de un régimen constitucional? Pero hay más preguntas que parecen obligadas después de estas declaraciones: ¿Por qué el presidente español no pide lo mismo, por ejemplo, para Kosovo, donde la OTAN intervino en 1999 sin ningún aval de las Naciones Unidas, o para Afganistán, donde siguen siendo notables los focos de violencia e inseguridad? Cabe recordar, además, que España mantiene contingentes en estos dos países y que, en el caso afgano, hay ahora más tropas españolas que antes de que el actual Gobierno socialista llegase al poder. Y siguiendo con los interrogantes, ¿por qué noes bueno tener tropas en Irak y sí enHaití, donde el clima de guerra civil también era generalizado hace muy poco tiempo cuando fue derrocado el presidente Jean-Bertrand Aristide en una expulsión que ofrece, como mínimo, muchas dudas?

El presidente del Gobierno, con estas declaraciones, destapa una política exterior que parece sensible con los países que viven situaciones conflictivas, pero con una excepción: cuando está implicado Estados Unidos y su actual presidente, George W. Bush. Por cierto, el llamamiento a la retirada general de Irak que hizo Zapatero se produjo durante una visita oficial a Túnez, país con un importante déficit democrático y donde, por ejemplo, existen todavía presos políticos. ¿Qué pasará cuando el jefe del ejecutivo español llegue el próximo 20 de septiembre a la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, para participar en la Asamblea General?

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>