Mi silencio interior ante mi ruido exterior

Frente a la dictadura del ruido… ¡la fuerza del silencio!

Portada de un gran libro

Mi subtítulo no es mío. Lo he copiado. Frente a la dictadura del ruido es el subtítulo del libro titulado La fuerza del silencio. Antes de proceder al borrador de mi escrito he clicado en el buscador. ¡El título de mi escrito no aparece en él! Desde el pasado lunes día 3 de abril Forum Libertas informa a todos los públicos el número de accesos Post Views en todo lo publicado. En un contador que atiendo como bloggero para verificar por mí mismo el interés que suscita todo lo que publico. Publiqué el pasado día 31. Por consiguiente éste es el primer escrito digamos nuevo con contador real partiendo de cero. Este interés lector – o mejor dicho de accesos no repetidos desde MAC’s distintas a lo que uno publica- lo he seguido siempre. Conviene utilizar títulos “nuevos” originales para conocer el verdadero interés lector o de accesos así por encima. A partir de ahora procederé de este modo antes de publicar.

Empieza hoy la Semana Santa y estoy leyendo un gran libro. Fue un regalo de mi reciente sesenta cumpleaños. El Cardenal Robert Sarah, Cardenal Prefecto de la Congregación para el Culto divino y la disciplina de los Sacramentos, siguiendo el guión del periodista francés Nicolas Diat, escribió el libro La force du silence junto con este periodista. El prólogo es de este periodista y está fechado en Roma el 2 de septiembre de 2016. El libro publicado en lengua francesa en 2016, Ediciones Palabra lo ha publicado en lengua española en febrero de este año 2017.

Recensionar un libro como éste no me atrevo. Hablar de él antes de concluir mi lectura sí que me atrevo. Mediante preguntas conductoras muy amplias del periodista, el Cardenal Sarah contesta a modo de respuestas de catecismo. Algunas son breves y otras más amplias. En cada interlocución hay varias respuestas. El prólogo de Nicolás Diat es una autorizada recensión. El título lo dice todo. Contiene cinco capítulos: I- El silencio frente al ruido del mundo. II- Dios no habla, pero su voz es nítida. III- El silencio, el misterio y lo sagrado. IV- El silencio de Dios ante el azote del mal. V- Como un grito en el desierto (el encuentro en la Grande Chartreuse).

El epílogo es del Cardenal Sarah. Le sigue la Bibliografía. El contacto del Cardenal Sarah con los cartujos, y no sólo los de la Gran Cartuja, le ha impulsado a plasmarnos sus reflexiones a todos. Para que se hagan una idea les reproduzco un punto concreto. Es el número 128. Dice así: <<La tradición monástica llama silencio mayor al clima nocturno de paz que debe reinar, generalmente desde completas hasta prima, tanto en el espacio comunitario como en cada celda, para estar a solas con uno mismo y con Dios. Pero cualquier persona debería crear y construir su propio claustro interior, un muro y antemuro, un desierto privado en el que encontrar a Dios en la soledad y el silencio>>.

Lo que el Cardenal Sarah nos dice es que aprendamos a hacer silencio en nuestras vidas en medio del mundanal ruido, cualquiera que sea la situación. El hecho de callarse es interior, personal e intransferible. Si además buscamos momentos de soledad, encontramos nuestro particular desierto para escuchar a Dios en lo más profundo de nosotros mismos. Orar es esto. Y esto es lo que nos dice el Cardenal Sarah.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

    Cuando se atiende desde el omnipresente móvil, habitualmente éste no está configurado como visión PC. Desde el propio móvil no se pueden expresar los “me gusta”. Sí se pueden remitir comentarios. Desde el propio móvil, si no está en visión PC de carácter diminuto, no se lee ningún artículo con su subtítulo.

  2. 2

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>