Sobre el artículo “Las huelgas de hambre”

A propósito el artículo “Las huelgas de hambre”. Pepita Taboada en un artículo publicado en Forumlibertas el 30 de ag…

Forum Libertas

A propósito el artículo “Las huelgas de hambre”. Pepita Taboada en un artículo publicado en Forumlibertas el 30 de agosto introduce una cita de una forma desafortunada de Blas Pascal: “Creo de buena gana en las historias cuyos testigos se hacen degollar”, añadiendo el articulista que, "no estoy de acuerdo, siempre ha habido testigos de historias que han muerto e incluso los tiranos". Para empezar el pensamiento completo del citado es el siguiente: "Historias de China. No creo más historias que aquellas cuyos testigos se dejarían estrangular. ¿Quién es más creíble de las dos: Moisés o China. No se trata de ver esto en líneas generales. Os digo que hay aquí para obcecar y para iluminar. Con esta sola frase echo por tierra todos vuestros razonamientos. Pero China se oscurece, decís; y yo respondo, China oscurece pero hay una claridad que encontrar, buscadla. Así todo lo que decís viene en pro de lo uno y nada en contra de lo otro. Así esto sirve y no perjudica. Es pues menester en esto ver un detalle hay que colocar las cartas sobre el tapete" (Sección VIII 591 Pensamientos, en la 9ª edición de Espasa Calpe Colección Austral prologado y traducido por X. Zubiri ).

Para empezar hay que aclarar que no es lo mismo los testigos que se hacen degollar, es decir que “usan” el suicido "mediado" por terceros y de los que no habla Pascal, – en la huelga de hambre ni siquiera hay intervención de terceros -, para de esta manera “defender” o conseguir algo, que los testigos que están dispuestos a dejarse estrangular por seguir manteniendo lo que han visto u oído, es decir, testigos que no buscando la muerte y otros se la imponen, salvo que afirmen que en realidad no han visto u oído lo que antes afirmaban haber oído o visto y a cambio de esa mentira salvar la vida y de esta “clase” de testigos es a los que se refiere Pascal. Resulta evidente que un testigo que ante la amenaza de muerte cambia de versión no significa que fuera falso lo que decía, pues puede ser una humana cesión ante el miedo, pero unos que en la misma situación y estando cuerdos mantienen que vieron y oyeron lo que antes de mediar amenaza creíble de muerte merecen más credibilidad que el resto; y, lo que Pascal en el fondo sostiene es que en realidad nadie se dejaría matar por seguir manteniendo lo que vieron en China aun siendo verdadero y que si encontramos personas capaces de dejarse, no de buscar, matar por dar fe de lo que fueron testigos esos testigos son más dignos de credibilidad y de estos son de los que disponen las verdades cristianas, como dice Hechos 4,20 "nosotros no podemos de dejar de decir lo que hemos visto y oído" y por dar fe de eso que vieron y oyeron sufrieron castigos y finalmente la muerte. Es decir la historia cristiana que pretende ser históricamente verdadera tiene testigos de tal grado de credibilidad. Es más, Pascal responde a supuestos contradictores de su argumento al hacerles decir a éstos de una forma supuesta que si así "China se oscurece, decís", es decir, que al no haber en realidad testigos sobre lo que se ha visto en China, – en realidad sobre cualquier hecho histórico-, dispuestos a morir por seguir diciendo lo que allí sucedió esta historia queda oscurecida pues nunca se encontraran testigos que cumplan tal grado de exigencia de credibilidad, les señala con acierto, "yo respondo, China oscurece pero hay una claridad que encontrar, buscadla. Así todo lo que decís viene en pro de lo uno y nada en contra de lo otro. Así esto sirve y no perjudica"; o sea, que toda credibilidad dada a lo contado por testigos de lo sucedido en China refuerza la historia cristiana, puesto que si esos testigos y sus testimonios los tenemos que dar por verdaderos, puesto que sino no sabríamos nunca lo ocurrido en aquello lares, ni en realidad, en ningún otro lugar, los de la historia cristiana, puesto que además les enfrentaron entre elegir entre la muerte o desdecirse, al elegir sufrir y morir pues "no podemos nosotros dejar de hablar…" son más creíbles, y, con ello, lo que dicen que vieron y oyeron y dado que el punto central para conocer lo ocurrido es la existencia de testigos dignos de fe sobre lo que sucedió, si a los que cuentan historias que vieron en China les damos credibilidad, los que cuentan lo sucedido a Cristo y por Él enseñado son aún más creíbles pues no se desdijeron ni por azotes, ni por tormentos, ni ante la muerte. Desafortunada introducción pues de la cita pues los tiranos y sus seguidores a lo que están y han estado dispuesto es a matar para imponer lo que ellos dicen es verdad o a lo sumo a morir matando, pero no a ir como ovejas al matadero y menos a alegrarse por sufrir y aun perder la vida, no quitarlas, por da fe de lo que vieron y oyeron.
Hazte socio

También te puede gustar