Son un ejemplo para la sociedad, pero solo un 8% de los jóvenes son altruistas, religiosos y defienden la vida, según revela un estudio

El estudio ‘Jóvenes y valores (I). Un ensayo de tipología’ elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, al …

El estudio ‘Jóvenes y valores (I). Un ensayo de tipología‘ elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, al cual nos referíamos el pasado viernes, 5 de septiembre, al describir un perfil de los jóvenes en el que priman los auto-referenciados, intrascendentes e influenciados por los medios, desvela también otras cuestiones interesantes.

Así, cuando el informe describe las diferentes tipologías de la juventud en España, llama la atención el hecho de que el grupo de jóvenes correspondiente al "tipo 5", los que definen como "conservadores altruistas, escasos recursos y religiosos", que vienen a ser un ejemplo como grupo de referencia para una sociedad modelo, representan solo el 8% de los jóvenes de entre 15 y 24 años.

Como se puede observar en la siguiente tabla, reproducida a partir del estudio del Centro Reina Sofía, la tipología de la juventud española comprende un total de 5 tipos: los conservadores por la integración (22,1%); despreocupados por lo ajeno, instalados en el presente (28,2%); rebeldes con causa y un tanto confusos (21%); incívicos despreocupados, los que sostienen el tópico (14,4%); y los citados conservadores altruistas, de escasos recursos y religiosos (8%). Un 6,3% no entran en ninguna de estas clasificaciones.

Un ejemplo para una sociedad sana

Volviendo al último grupo, el estudio destaca, entre otras cuestiones, que son jóvenes que "muestran un fuerte rechazo a los planteamientos más rupturistas de la ortodoxia moral oficial (sobre todo religiosa) y apoyan en mayor medida el compromiso social".

"Así, justifican menos que otros ‘la libertad total para abortar’, ‘la eutanasia’, y ‘la adopción de hijos por homosexuales/lesbianas’, a la vez que subrayan el interés por ‘los temas políticos y lo que ocurre en el mundo’, por ‘mejorar el barrio o comunidad‘ y por las ‘cuestiones religiosas o espirituales‘. No justifican ‘la pena de muerte a personas con delitos muy graves’, ‘maltratar a un detenido para conseguir información’ ni ‘contratar en peores condiciones a un extranjero por serlo’".

Además, "en general, consumen menos alcohol y drogas que el resto".

"En definitiva", concluye esta parte del estudio, se trata de "un colectivo fuertemente marcado por su catolicismo, de baja extracción social, conservador en la ética de proximidad (aborto, eutanasia, etc.), altruista en lo social, escorado a la derecha y un tanto confuso en sus planteamientos (quizás por tener menos oportunidades de reflexión y crítica intelectual)"

Sin embargo, a la vista de estas conclusiones, y de las que siguen en relación a los otros grupos, una primera cuestión a plantear es que las definiciones que los autores han hecho destilan un cierto desvío ideológico.

Hablan de "conservadores" porque "muestran un fuerte rechazo a los planteamientos más rupturistas de la ortodoxia moral oficial", cuando la ortodoxia oficial hoy en día no es la religiosa precisamente, sino todo lo contrario.

En realidad, se podría considerar que los auténticamente rupturistas son este 8% de jóvenes, dado que los que dicen sí a las relaciones sexuales tempranas, al aborto, la eutanasia o el matrimonio homosexual son la mayoría.

Lo que caracteriza a este grupo es más bien un sistema de valores, entre ellos el de la defensa de la vida, que beneficia a la sociedad y una coherencia con el mismo. Por la mayoría de valores que muestra la tipología se trata de jóvenes excelentes en su mayoría.

"Conservadores por la integración"

En el primer grupo de la tabla, el de los "conservadores por la integración", destacan los jóvenes que también "valoran especialmente su vida familiar y su círculo de amistades" y "destacan por sus actitudes altruistas: piensan en su barrio o comunidad, están interesados en cuestiones políticas, religiosas y medioambientales", aunque no tienen el componente de defensa de la vida de los anteriores.

Son "jóvenes que miran al futuro buscando el éxito profesional y económico, esforzándose y poniendo en valor el ser creativos y emprendedores […] valoran el bienestar de todos (aunque suponga sacrificios económicos) y la igualdad de trato y oportunidades. Pero quieren que se les garanticen entornos seguros, con gobiernos fuertes que preserven firmemente la ley y el orden".

"Es el segundo colectivo más religioso. También el segundo en consumir menos drogas legales o ilegales. En definitiva, jóvenes bien anclados en valores tradicionales, política y éticamente correctos".

Los "despreocupados por lo ajeno"

Un tercer grupo, el segundo en la tabla, lo componen los jóvenes "despreocupados por lo ajeno, instalados en el presente".

Es el colectivo más amplio de jóvenes españoles (28,2%), y "tienden al autismo social, van a lo suyo: no valoran el compromiso político, medioambiental o religioso, ni lo que sucede en su barrio o comunidad. Y destacan porque parecen preocuparse menos por el futuro: son presentistas".

Entre otras cuestiones, "dan los más bajos valores en la escala media de religiosidad, más por indiferencia que por rechazo. Y son los mayores consumidores de alcohol de fin de semana".

"En definitiva, jóvenes que no son (ni pretenden ser) especialmente conflictivos, que se agarran a un presente que no les obliga a plantearse las incógnitas del futuro, que se cierran en una concha protectora de despreocupación por lo de afuera".

"Rebeldes con causa"

El tercer colectivo analizado en la tabla es el de los "rebeldes con causa y un tanto confusos", y el tercero en número (21 %).

"Máxima presencia de estudiantes, de hombres y de sujetos de clase media y alta. También el mayor porcentaje de jóvenes que se dicen indiferentes, agnósticos, no creyentes o ateos", describe el estudio.

"Se trata de jóvenes complejos en una sociedad compleja: se definen individualistas, se niegan a compartir los rasgos colectivos que no les gustan, y tratan de diferenciarse. Son jóvenes que desconfían y cuestionan, algo confusos porque no les gusta lo que hay y no ven muchas alternativas".

Son los que sitúan más a la izquierda, "lo que concuerda bien con el modelo social que defienden sus integrantes".

"Su actitud crítica, su buena formación, su talante no acomodaticio, su preocupación por la injusticia, son una promesa de que otro mundo es posible, aunque todavía no queda claro que, como colectivo, se hayan puesto a la tarea", concluye el informe.

Los "incívicos despreocupados"

Por último, está el grupo de los "incívicos despreocupados, los que sostienen el tópico", que suman el 14,4%.

"Su integrante tipo responde al estereotipo del joven muy pasota: marcado por su incivismo ciudadano, su egoísmo, su relativismo moral, su despreocupación por lo público y su hedonismo acrítico y primario. No cree en el esfuerzo personal para conseguir triunfar en sociedad, y confía más en la suerte, los apoyos exteriores y la falta de escrúpulos", concreta el estudio.

Al mismo tiempo, "son los máximos consumidores de todas las drogas (con la excepción parcial del cánnabis), de tabaco y alcohol, particularmente cuando se trata de consumos frecuentes (de fin de semana o diarios).

En el terreno político, "son los que más a la derecha se posicionan (el 7%, en la extrema derecha) […] Con defensa relativa de posturas xenófobas e insolidarias, hasta llegar a defender la inequidad", señala, entre otras cuestiones.

Si sumamos este grupo al de los "rebeldes con causa" y los "despreocupados", se constata que un 63,6% de la juventud en España responde a un perfil que nada tiene que ver con una postura responsable, cívica, altruista y solidaria, que caracteriza ese 30,1%, la suma de los "conservadores por la integración" y los "conservadores altruistas". Y, por supuesto, muy alejados del 8% que además defiende la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>